samsung-galaxy-note-7-destacada-700x500

Hace unos años se creó una nueva tecnología de cable que sustituiría al actual micro USB que todos los terminales de Android incorporaban. Esta nueva tecnología se llama USB tipo C, que trae novedades como que es reversible para que por el lado que lo conectes funcione, o que la transferencia de archivos fuese más rápida, y que también esta tecnología tiene mucho futuro por delante, pero el problema es que no todos los terminales quieren incorporar esta nueva tecnología ya que esta poco avanzada y poco implementada.


Pokemon Go podría tener Poekmon exclusivos


El primer terminal de gama alta que lo incorporo fue el OnePlus 2, aunque por ser de los primeros que implementarlo tuvo algunos problemas, como que no tenía carga rápida o algunos fallos. Samsung no lo quiso incorporar en el S6 y S6 Edge ya que todavía no confiaban en el USB Tipo C, pero cuando todo el mundo esperaba que en el S7 Edge la pusiesen, nos sorprendió optando otra vez por el micro USB. La razón de esta decisión podría ser cuestiones de marketing y que no se querían arriesgar más de lo debido.

 Samsung se atreverá a poner el USB Tipo C

Nos ha llegado la noticia de que Samsung en su nuevo dispositivo, el Samsung Galaxy Note 7, pondrá la nueva tecnología que sustituye al micro USB, el USB Tipo C. Esta noticia nos sorprende ya que en el S7 Edge era el momento en el que apostar por él, pero no lo hizo, y es raro que lo introduzca en el mismo año solo que en diferentes dispositivos. En un video filtrado de la caja del Samsung se ve como en la caja hay un cable de USB a USB Tipo C.

Pocos dispositivos este año se han atrevido a montar el USB Tipo C. OnePlus este año lo ha vuelto a implementar en el OnePlus 3, el LG G5 al igual que el HTC 10 también incorporaron esta tecnología, pero otros dispositivos como los Sony, o todos los dispositivos de gama media no lo han hecho. No sabemos si es porque la gente no quiere hacer este cambio o porque tendría que invertir una cantidad de dinero que no les parece rentable.


Qualcomm se enfrenta a una multa de 900 millones de dólares