Qualcomm

Desde hace bastantes años atrás, después de que Android ejerciera un boom en la telefonía móvil, los usuarios veteranos de la comunidad Android hemos visto como los precios de los smartphones han subido como la espuma. Cuando antes pagábamos 300 Euros máximo por un smartphone y ya nos parecía una descomunal, hoy se presentan dispositivos de alrededor de 600 Euros y los usuarios hacen lo que sea por poder conseguirlos, ya sea ahorrando o simplemente encadenándose a un “pago a plazos” por las empresas de ventas de móviles.


¿Será el escáner de iris un método que utilicemos a diario?


Este incremento del precio ha llegado conforme los años, hasta un punto inimaginable en 2010. Ante todo este absurdo derroche de dinero vemos que Qualcomm, principal productor de procesadores dirigidos a la gama alta, aparece entre los papeles, al ser investigado por la FTC—comisión de comercio justo— del Corea del Sur, al parecer por incitar el incremento del precio del smartphone producido. Veamos cuales son las conclusiones.

Qualcomm ha estado jugando con el precio de sus licencias

Al parecer, según la FTC, Qualcomm habría estado cobrando a los principales fabricantes de smartphones de Korea que requerían derechos de licencias para sus procesadores un precio excesivamente alto. Realizar estos actos violarían, según la FTC, el principio de libre competencia del mercado.

Y esto no se queda aquí, la FTC ha confirmado en el Korea Times que “Qualcomm ha estado enriqueciéndose a través de las regalías de los fabricantes de móviles, basadas en tarifas establecidas según el precio del smartphone”. Como es lo legal, las tarifas cobradas por Qualcomm deberían estar basadas en el procesador, y no en el dispositivo que lo va a llevar.

Según la investigación, Qualcomm se habría lucrado con toda esta trama de hasta 1 trillón de Won—900 millones de Dólares— cobrando a las principales marcas coreanas como Samsung o LG, cada año. El resultado revelado por la FTC, si se verifican todos estos datos, Qualcomm resultaría culpable y se enfrentaría a una multa de 900 millones de Dólares, la mayor multa establecida por la Comisión de Comercio Justo hasta la fecha.


Compañías poco conocidas con características únicas


Vía | Korea Times