Samsung-Galaxy-J-Max (1)

Normalmente siempre que hablamos de Samsung lo hacemos de su gama más alta, y esto es normal, ya que es la más interesante de todas las que tenemos en la actualidad. Pero las cosas con Samsung han cambiado un poco, ya que ahora no es aquella marca con cientos de dispositivos en el mercado los cuales competían entre ellos. En la actualidad podemos ver como Samsung cuenta con 3 gamas definidas muy bien colocadas. Tenemos la Gama S a los que pertenecen los dispositivos más potentes, la gama A, que nos deja los terminales de gama media y la J, que se encarga de los teléfonos de gama de entrada o baja.


HTC Desire 10 podría ser una realidad 


Gracias a esto podemos tener un catálogo más reducido pero mucho mejor. Ahora la gama media y baja de Samsung puede ser recomendable en depende que casos, algo que no se nos ocurría hace unos dos años. Pero aunque tenemos unas gamas más definidas, en ellas sigue habiendo terminales que no pintan nada y que lo único que hacen es rellenar el mercado. Esto es lo que podemos ver con el nuevo dispositivo que ha presentado Samsung.

La calidad es indiferente, saquemoslo

Esto es lo que debe pensar Samsung cuando decidió poner en marcha el nuevo Galaxy J Max. Se trata de un dispositivo de gama baja que cuenta con una pantalla de dimensiones estratosféricas. No se puede determinar como teléfono, pero Samsung ha querido hacerlo. Sus 7 pulgadas de pantalla lo hacen realmente poco atractivo como teléfono, y más sabiendo sus especificaciones.

Dicha pantalla se queda en una resolución HD, lo que significa que la calidad de la imagen que nos muestra dejará mucho que desear, algo que una compañía como Samsung no debería permitirse. Además, el espacio no está demasiado muy aprovechado, lo que nos deja un terminal grande y muy poco manejable con una sola mano.

Las especificaciones internas recogen un procesador de gama baja de 4 núcleos a 1,5 GHz, 16 GB de almacenamiento interno, 1,5 GB de memoria RAM, una cámara trasera de 8 megapíxeles y 4.000 mAh de batería. Cómo podéis ver se trata de un terminal con unas especificaciones bastante justas y una pantalla demasiado grande con una resolución muy baja. Veremos si Samsung decide sacarlo de la India para otros mercados. 


Facebook incorporará mensajes encriptados