Samsung-escaner-iris

La seguridad en nuestros smartphones es una de las cosas que más tenemos que tener en cuenta. Desde que se implementaron los sensores de huellas como algo normal en la gama alta y media, la gente se pregunta algo más por la protección de su terminal, pero sigue sin saber lo vulnerables que son. Realmente desbloquear un terminal protegido con una huella dactilar no es nada complicado para una persona relacionada con el mundo de la seguridad digital. Por este motivo día a día las compañías buscan nuevos métodos para poder proteger nuestra información de la mejor manera posible.


Galaxy Note 7 podría venir con escáner de iris 


Sí, la huella dactilar ha sido un gran paso, pero todavía queda mucho por delante y deberán salir nuevas medidas para poder desbloquear y tener nuestro smartphone protegido de las personas ajenas. Podemos ver como en la mayoría de los smartphones actuales tenemos la opción de desbloquear el terminal con el reconocimiento facial, y aunque en la mayoría de los casos no sea muy efectivo y se pueda manipular fácilmente, por ahí van los tiros del siguiente gran avance en la seguridad móvil. 

El iris es imposible de copiar

La huella o una foto de nuestra cara es algo que puede ser difícil de conseguir, pero que si alguien se lo propone puede tenerlo de una manera u otra, pero hay algo que nadie puede tener excepto nosotros mismos. El iris. Sí, esa parte del ojo que da color al mismo.

Al igual que nadie tiene la misma huella, nadie tiene el mismo iris. Y gracias a la zona donde está alojado es prácticamente imposible hacer una copia de él. Sí, sabemos que en las películas de espías lo consiguen con una simple lentilla, pero en la vida real no es así.

Pues bien, Samsung tiene una patente realmente interesante para poner en marcha su escaneo del iris. No sabemos para cuándo estará disponible, pero suponemos que hasta mediados del 2017 no lo veremos en escena. Aunque ya hay compañías que han empezado a apostar por ello.

Lo que nos deja saber la patente de Samsung es que para tener un sistema realmente efectivo se necesitan 3 sensores. Los dos primeros serían lentes muy pequeñas que se centrarían en cada ojo, confirmando que la imagen del iris es la que tenemos grabada para poder acceder a nuestro terminal. La tercera lente captaría la cara, para poder confirmar que somos nosotros quien estamos intentando acceder al dispositivo.

Además del desbloqueo, sería interesante que el sistema se activase aleatoriamente cada poco tiempo para comprobar que somos nosotros quien estamos utilizando el terminal, pero por el momento esto son simples ideas que nos gustaría ver.


Qué es Nearby y cómo funciona