000sasss

Hace más de un mes, se presentó uno de los dispositivos que más hemos esperado, el Samsung Galaxy Note 7 y sin haberlo probado todavía podíamos decir que era uno de los mejores del año, y tras haberlo probado esa ha sido nuestra opinión. Desde el cambio que hicieron del Samsung Galaxy S5 al S6 han conseguido que sus smartphones sean casi los más ambiciosos del todo el mercado. Este cambio se produjo con un cambio de diseño, política, y sobre todo con la inclusión de una pantalla curva que hacía que el S6 Edge fuese uno de los terminales más bonitos de todo el año.


Por qué a Samsung no le interesa lanzar un Galaxy S8 solo en versión curva


Este año con el Galaxy S7 y S7 Edge Samsung ha conseguido mejorar todos los detalles que se le escaparon en la antigua generación. Ha conseguido un móvil mucho más completo, con la posibilidad de ampliar la memoria interna con tarjetas microSD, una nueva tecnología de enfoque en la cámara o más funcionalidades dentro de su capa de personalización. Con el Note 7, lo único que han podido hacer es plasmar todas las mejoras del S7 en una pantalla más grande con el añadido del S-Pen.

Samsung dejaría las pantallas planas

La noticia que os traemos hoy es que Samsung estaría pensando en dejar de apostar en sus dispositivos de gama alta por una pantalla plana. Los rumores que nos han llegado según las entrevistas que le han hecho a alto cargos de Samsung, podemos pensar que en el próximo Unpacked de Samsung, podríamos dejar de ver pantallas planas. Esto sería por que solo sacasen una versión al merado, el Galaxy S8, sin el Edge, que sería con pantalla curva, o que sacasen el Galaxy S8 y S8 Plus, ambos sin pantalla plana. En la familia Note como en este año, también veremos esta pantalla Edge.

Samsung ha decidido que la seña de identidad de su empresa va a ser la doble pantalla curva, y nos lo hará saber cuando solo apueste por ella en sus dispositivos.


Samsung Galaxy Note 7, análisis y experiencia de uso