Android Wear

ACTUALIZACIÓN: Samsung ha emitido un mensaje oficial asegurando que: “Samsung está en desacuerdo con la interpretación de la noticia por parte de FastCompany. Samsung no hace cesado ninguna colaboración con Android y no han apostado por ninguna plataforma diferente”

El mercado de los weareables no ha sido un mercado demasiado exitoso para las marcas dedicadas a la comercialización de este tipo de dispositivo. Desde el comienzo, estos smartwatches no han logrado hacerse con el interés de los usuarios. Todo usuario entendido que prueba uno de estos dispositivos llega a la conclusión de que, por el momento, es un objeto “prescindible”, al contrario que los smartphones.


Ya tenemos más pistas sobre el Samsung Gear Fit 2


Durante el Google I/O este año hemos visto la nueva versión del Android Wear, en concreto, la versión 2.0. Android Wear 2.0 incluye nuevas funciones que tratan de separar el smartwatch del smartphone, ofreciéndonos una mayor libertad a la hora de salir por ejemplo a correr con este dispositivo. Definitivamente, no es una gran versión pero si que incita a un pequeño cambio que quizá llevaría a los weareables al éxito.

Samsung decide apostar por Tizen OS

Parece que a Samsung no le ha importado el lanzamiento de esta nueva versión de Android Wear y ha anunciado que no tienen planeados más weareables de Samsung basados en Android, y que por lo tanto abandona la colaboración con Android y apuesta por el Tizen OS. Este sistema es uno de los más utilizados por las compañías involucradas en la creación de smartwatches.

Samsung

Tizen OS, comentan los ejecutivos de Samsung es: “Un sistema más eficiente, utilizado en Tvs y neveras, ofrece consumo mejorado de batería”. Con respecto a los weareables como el reloj inteligente Gear S2, el Galaxy Gear Live de Samsung y toda su gama, comenzaría a cambiar, moderadamente a Tizen OS. De esta manera, Samsung tendría definitivamente todos sus weareables basados en Tizen OS, y no como hasta el momento que poseía dispositivos de ambos sistemas.
La larga evolución de los weareables, ha llevado a Samsung desde una temprana colaboración con Android y su Android Wear allá por 2014 anunciado en el Google I/0 , a una decisión tan importante como cambiar radicalmente y apostar por un sistema que a la vez de eficiente se nos presenta poco apoyado por los desarrolladores. Desde ahora, sólo nos queda esperar y ver los resultados cuando Samsung centre sus esfuerzos en este sistema.


Tizen o como Samsung juega a dos bandas


Vía | FastCompany

Vía | Engadget