Cómo rootear cualquier smartphone con Android de la forma más sencilla posible

Ya os hemos enseñado en varias ocasiones cómo rootear un smartphone con Android de forma general o con determinados modelos como el OnePlus 5 o el OnePlus 3. Al igual que las versiones de Android, los métodos de rooteo avanzan con el tiempo, y cada vez son más sofisticados y sencillos de utilizar. En el día de hoy os traemos una nueva forma de rootear un smartphone de la manera más sencilla posible y sin necesidad de recurrir a un ordenador o programa de dudosa procedencia.


El Nokia 8 vendrá con el bootloader bloqueado: adiós al root y a las ROMs personalizadas


El método del que haremos uso en este artículo es compatible casi con cualquier smartphone o tablet. No obstante, es probable que algunos modelos no lo sean por bloqueos de bootloader u otras razones, por lo que tendréis que recurrir a procedimientos más específicos.

Como rootear casi cualquier smartphone con KingRoot

Si sois aficionados al mundo del root y seguis todas sus novedades, conoceréis de sobra la aplicación de KingRoot. En resumen, se trata de una aplicación de procedencia china que funciona como herramienta para rootear casi cualquier dispositivo en el que se instale.

Como era de esperar, la aplicación en cuestión no se encuentra en el Play Store, por lo que tendremos que descargarla desde la página oficial (suele sufrir caídas ocasionales) o desde otros servicios como Uptodown. Una vez la hayáis descagado, tendréis que instalarla como cualquier otra aplicación, no sin antes activar la casilla de Permitir aplicaciones de origen desconocido dentro de Seguridad en los ajustes de Android. En el caso de que aparezca algún aviso de Google advirtiendo de que el software no es seguro, tendréis que seleccionar la opción de Más detalles y pulsar en Instalar de todas formas.

Acto seguido, la abriremos y seguiremos los pasos que nos indica la aplicación. Cuando haya analizado el entorno de root, nos aparecerá la opción de Empezar ahora si nuestro dispositivo es compatible. En el caso de que no sea compatible, se mostrará la opción de Optimizar, lo que quiere decir que tendremos que recurrir a otro método para rootear nuestro smartphone o tablet. Si somos de los primeros, pulsaremos en la opción correspondiente y esperaremos a que la herramienta proceda con el root. Cabe añadir que es probable que la aplicación falle durante los primeros intentos: basta con volver a intentarlo para que finalice el proceso de rooteo correctamente.

Desinstalando el software basura

Cuando el proceso haya finalizado y nuestro smartphone esté rooteado, tendremos que realizar un par de acciones más para que la aplicación de KingRoot no se entrometa demasiado en el sistema. En primer lugar, nos iremos a los ajustes de la aplicación para desactivar la pantalla de bloqueo que se añade de forma automática, pulsaremos en el apartado de Acelerar carga y destildaremos la opción de Pantalla de bloqueo de carga. Ahora tendremos que salirnos de la aplicación e irnos al cajón de aplicaciones para desinstalar Purify (en el caso de que aparezca), un bloatware o software basura que instala KingRoot cuando realiza el proceso de rooteo.

Tras esto, ya tendremos nuestro terminal totalmente rooteado y libre de basura. Es muy importante que no desinstaleis la aplicación de KingRoot, ya que será la encargada de gestionar los permisos root de las aplicaciones que lo requieran, al más puro estilo SuperSU o similares.


LG da un gran paso para rootear el LG G6


 

Juan Carlos Broncano

Redactor en Pro Android | Tecnófilo, empecé en el mundo de la tecnología con mi antiguo Nokia 5800 y mi Acer Aspire 5732Z; desde entonces no he dejado de cacharrear con todo tipo de tecnología. Enamorado de mi Meizu M2 y mis guitarras.

08/10/2017 19:00