Imagen del Alcatel OneTouch Idol 2

No solo de flagships o smartwatches vive el hombre, y, para nuestra fortuna, dentro del panorama Android podemos hallar opciones aptas para todos los gustos, necesidades o bolsillos. Claro ejemplo de ello es el smartphone que hoy nos ocupa: un terminal que, pese a estar a punto de soplar su primera vela, sigue tratando de hacerse hueco en un nicho de mercado tan disputado -y saturado- como es el de la gama media.

Hablamos, cómo no, del Alcatel OneTouch Idol 2, un dispositivo desarrollado por la firma oriunda de Francia, cuya puesta de largo tuvo lugar durante el pasado Mobile World Congress de Barcelona. He aquí nuestro análisis después de unas semanas de uso. ¿Mercerá ser tenido en cuenta a la hora de romper la hucha para renovar nuestro teléfono?

Diseño

 

Sin ningún género de duda, su aspecto más destacado. Si bien es cierto que está lejos de ser perfecto, Alcatel ha querido dotarlo de un cuerpo unibody con líneas elegantes y equilibradas como principal seña de diferenciación. Aunque a simple vista podría llegar a engañar, el Alcatel OneTouch Idol 2 está fabricado en plástico, algo que, de otro modo, habría complicado mantener su peso en unos contenidos 128 gramos.

Otro de los aspectos más destacados es su reducido grosor: 7,3 milímetros. Unos números a priori interesantes, que no hacen sino dar la razón a Alcatel cuando asimos el smartphone; y es que el OneTouch Idol 2 sienta muy bien en la mano, lo que inevitablemente invitará a su uso.

En lo que a la disposición de la botonera respecta, cabría destacar que, mientras que el canto derecho sirve para albergar tanto el botón de bloqueo como los botones de volumen, en el izquierdo destacan las ranuras para las tarjetas micro-SIM y microSD.

Como aspecto negativo, y aunque no deja de ser algo subjetivo, cabría señalar el sistema de tapas elegido como medio de protección de aquéllas. Es innegable que con se consigue preservar el diseño del teléfono, a coste, no obstante, de una mayor fragilidad.

Pantalla

Detalles de la pantalla Alcatel OneTouch Idol 2

Nos encontramos, tal vez, ante el talón de Aquiles del Alcatel OneTouch Idol 2. Un panel IPS con protección Dragon Trail, que toma el testigo de su predecesor y crece hasta unas 5 pulgadas que, prácticamente, se han afianzado ya como estándar.

Aunque suficiente en la gran mayoría de escenarios, el brillo se nos antoja insuficiente en exteriores con luz directa, máxime si habilitamos su modo automático. Es de alabar la posibilidad de ajustar, de forma manual y en tiempo real, tanto la temperatura de color como la saturación saturación, para configurarla a nuestro gusto.

Pero si hay un apartado técnico en el que más flojea el panel, es su resolución, que se queda a las puertas de la alta defición con 540 x 960 píxeles para una densidad de 220 píxeles por pulgada. Desde luego que no es algo que el usuario medio vaya a achacarle, pero sí que es un hándicap si tenemos en cuenta que sus competidores directos en el mercado han optado por montar paneles capaces de mostrar un mayor número de píxeles.

Cámara

 

El Alcatel OneTouch Idol 2 implementa una cámara trasera de 8 megapíxeles con flash LED que se desenvuelve correctamente en -casi- cualquier situación. Decimos casi, puesto que, como es de esperar, en ausencia de una buena fuente de luz los resultados dejarán que desear, dejando paso a unos colores más apagados, amén de una mayor cantidad de ruido.

Mención especial merece el software en el que se apoya la cámara, ya que dispone de una serie de opciones interesantes como podrían ser el modo HDR, el modo panorámico, o la configuración manual de los valores ISO y exposición.

Antes de dar por concluido este apartado, habría que destacar que nos encontramos con una más que decente cámara frontal de 2 megapíxeles, y con la posibilidad de grabar vídeo a 1080p y 30 fotogramas por segundo.

Batería

 

El Alcatel OneTouch Idol 2 está alimentado por una batería de 2.000 mAh que, sobre el papel, podría antojarse insuficiente. Sin embargo, el hecho de tener que mover una menor cantidad de píxeles, y el menor consumo energético del procesador MediaTek, hacen que, en la práctica, sea posible llegar holgados al final de la jornada con alrededor de entre tres y cuatro horas de pantalla.

No es ningún alarde en cuanto a autonomía, desde luego, pero sí las cifras mínimas que cualquier usuario de a pie podría demandar a su smartphone, haciendo uso de llamadas, navegación, redes sociales y, por qué no, algún que otro juego a lo largo del día.

Mención especial merece el modo de máximo ahorro de que dispone. Vendría a complementar al tradicional modo de ahorro, con la diferencia de que solo permite utilizar cinco funciones básicas: teléfono, contactos, mensajes, calendario y alarmas; un detalle que, en según qué situaciones, podría ser de gran utilidad.

Rendimiento

Benchmark AnTuTu

Como ya habíamos desvelado líneas atrás, el motor del Alcatel OneTouch Idol 2 es su procesador MediaTek MT6582 de cuatro núcleos que corre a 1,3 GHz. Sus especificaciones quedan conformadas por una GPU tan conocida como la Mali-400, y una memoria RAM de 1 GB. Una configuración que, como ya habréis concluido, podemos encontrar en un amplio abanico de dispositivos.

Dejemos a un lado los números para centrarnos en la experiencia de uso, que, al fin y al cabo, es lo que realmente nos interesa. He de reconocer que no solo no he apreciado lag de ningún tipo durante su uso cotidiano, sino que, en líneas generales, el software se mueve con total soltura. Ahora bien, en ciertas ocasiones -cuando ha sido sometido a una mayor carga de trabajo u operábamos con muchas aplicaciones en segundo plano- sí que habría sido bien recibido un plus de potencia.

En lo que respecta al propio launcher de Alcatel y su interfaz, me ha causado sensaciones encontradas. Me explico. Por un lado, me ha parecido interesantísima la inclusión de una serie de gestos que nos permitirán ejecutar distintas acciones: doble toque para entrar en suspesión o desbloquear la pantalla; dibujar una “C” para acceder a la cámara; dibujar una “M” para acceder al reproductor de música; etcétera. Aunque las capas de personalización suelen penalizar la experiencia de usuario, se trata de un launcher ligero que, lejos de estar cargado de bloatware, apuesta por proporcionar al usuario sutiles añadidos destinados a aumentar su facilidad de uso.

Por otra parte – y de nuevo, es algo personal-, me ha chirriado un tanto el diseño de la propia interfaz, cargada de colores vivos, quizá demasiado llamativos e infantiles. Una serie de incongruencias cromáticas, como la utilización de distintos colores para los diferentes iconos de la barra de menús, o  el uso de grandes iconos cuadrados para las aplicaciones de sistema, que contrastarán con el resto de aplicaciones de terceros que podemos hallar en Google Play.

Antes de finalizar con este análisis, trataremos de hacer balance y destacaremos tantos sus puntos fuertes, como aquellos en los que Alcatel ha dejado trabajo por hacer.

Puntos a favor

  • En primer lugar, y más reseñable, el Alcatel OneTouch Idol 2 hace gala de un diseño sin parangón dentro del segmento de mercado en el que compite: estamos ante un teléfono bien construido, ligero y fino. Muy fino.
  • Tampoco podemos obviar la inclusión de la tecnología NFC, que no todos los teléfonos en su rango de precios poseen, y que servirá para ampliar las opciones de conectividad con otros terminales y accesorios.
  • Por último, su rendimiento. Aunque cada vez es más común que los dispositivos de gama media no tengan mucho que envidiar a los buques insignia, siempre es destacable toparse con uno que, aún con un precio contenido, sea lo suficientemente competente en la mayoría de situaciones.

Puntos en contra

  • Que, a día de hoy, siga con la misma versión de Android con la que llegó al mercado, me parece algo flagrante que dice muy poco en favor del soporte por parte de Alcatel. Android 4.2.2 Jelly Bean en pleno año 2015: ¿llegará a recibir, siquiera, Android 4.4 KitKat?
  • Su pantalla. Aunque perfectamente capaz, puede llegar a echar para atrás a más de un comprador potencial, que ve cómo hay alternativas dentro del mismo rango de precios con paneles de mayor calidad y mayores resoluciones.
  • Para finalizar, la competencia. El Alcatel OneTouch Idol 2 tuvo su puesta en escena hace ya casi un año, y un ejemplo de que el paso del tiempo se acusa especialmente en la tecnología, son las muchas y muy interesantes alternativas -todas ellas por dejbajo de la barrera de los 200 euros-: Motorola Moto G (2014), BQ Aquaris E5 4G, Huawei Ascend G620s y un largo etcétera.

Conclusión

Se trata de un terminal que consigue entrar por los ojos, de modo que si no queréis realizar un gran desembolso y el apartado estético tiene especial importancia para vosotros, el Alcatel OneTouch Idol 2 es una opción a tener muy en cuenta.

Puede que no destaque en ningún apartado en particular, pero, sin hacer grandes alardes, logra desenvolverse correctamente en cada uno de ellos. Eso sí, debemos ser conscientes de sus limitaciones antes de aventurarnos a su compra; ya dependerá de cada usuario entrar a valorar qué necesidades tiene o cuánto quiere gastarse.

Sobre este último punto, cabe señalar que en este momento es posible adquirirlo a través de distintas webs como Amazon o MundoPDA, por 198,85 y 186 euros, respectivamente.

¿Qué os parece el Alcatel OneTouch Idol 2? ¿Considerarías su compra frente a la de otros terminales con más renombre?

Alcatel | Alcatel OneTouch Idol 2