Moto-G4

Comprar un teléfono nuevo siempre es algo que nos encanta. Realmente, estrenar cualquier cosa nos gusta a la mayoría de usuarios, pero cuando se trata de un producto tecnológico, la cosa se multiplica por varias decenas. Abrir por primera vez un dispositivo, es algo que tiene muchas ventajas, como su olor, o su cuerpo impecable, sin un rasguño. También podemos disfrutar de un rendimiento increíble, ya que no hemos instalado nada, o muy pocas cosas, y no ha tenido tiempo de saturarse.


Motorola Moto X Play con Android 7.0 Nougat este mismo mes 


Pero si eres de esas personas a las que este año no les ha tocado renovar el móvil, tenemos un consejo para ti. El rendimiento de los teléfonos va disminuyendo con el tiempo. Contra más archivos y aplicaciones tengamos, más rápido notaremos el bajón. Esto es normal, incluso en los dispositivos de gama alta. Puede que pienses que con borrar algunos de los archivos y aplicaciones es suficiente, pero no. Hoy, te vamos a dejar con una táctica que todo amante de la tecnología debe hacer con su teléfono cada cierto tiempo, aún más si somos unos usuarios muy asiduos de él.

Restablece tu smartphone de fábrica cada pocos meses

Seguro que conoces la posibilidad que hay en Android para restablecer todos los datos de fábrica de tu teléfono. Pues bien, esto no solo sirve para dejar el teléfono sin tus datos cuando lo vendes o se lo cedes a un familiar. También nos deja la posibilidad de acelerar nuestro terminal.

0008100034

Puede que sea algo que ya haces, pero otros muchos usuarios no tienen ni idea de que restablecer nuestro dispositivo cada 2 o 3 meses puede salvarlo del bajón de rendimiento. Esto es más necesario en los dispositivos de gama media o baja, pero también es recomendable en los gama alta. Es realmente sencillo, y tan solo nos llevará unos minutos.

Simplemente, cuando notemos que nuestro terminal está fallando, que tarda en abrir aplicaciones, o que nos fuerza cierre cada poco tiempo, debemos restablecer los valores de fábrica del terminal. Es algo que dejará nuestro dispositivo salido de la caja, eso sí, en el interior, no esperemos que se deshaga la raja que tiene en la pantalla.

Nosotros actualmente hacemos esto cada 3 o 4 meses, y cuando lo haces notas como el dispositivo rejuvenece y vuelve a tener toda la fuerza con la que contaba cuando lo compramos. Así que ya sabes, si tu terminal está pasado por malos momentos, restablece y verás como todo vuelve a ir como debería.


Motorola presentará un nuevo móvil el 26 de febrero