Qualcomm-Snapdragon

Todos sabemos que un pilar fundamental de Android es la gama alta, pero realmente la mayoría de compañías consiguen mantenerse en pie gracias a las demás gamas. A todos nos gustan los dispositivos de gama alta, pero a la hora de la verdad una minoría de usuarios puede acceder a ellos. Esto ocurre principalmente por el valor que las compañías imponen a estos dispositivos, el cual puede llegar a más del doble o incluso el triple que un dispositivo de gama media o gama baja. Por este motivo todas las marcas ponen mucho trabajo y esfuerzo en conseguir una gama media equilibrada, la cual tenga todo lo necesario para poder correr Android y todas las aplicaciones que vemos en su tienda.


Cargar nuestro móvil tiene un gasto eléctrico que no imaginas 


Mucha culpa sobre el rendimiento recae sobre los procesadores, y realmente es una de las partes más importantes del dispositivo. Los procesadores de gama media y baja no siempre han brillado por su buen rendimiento, pero desde hace unos años hay compañías como Qualcomm que están haciendo las cosas realmente bien en estas dos gamas, consiguiendo procesadores muy equilibrados, que en muchas ocasiones no tienen nada que envidiarles a los gama alta.

Qualcomm Snapdragon 653, 626 y 427

Los 3 chips comparten bastantes especificaciones muy interesantes, pero cada uno dentro de sus posibilidades. Vemos como el 653 y el 626 vienen para dejar atrás a los 652 y 625 respectivamente. Ambos han conseguido mejorar en varios puntos. No veremos un gran cambio en rendimiento, ya que los anteriores modelos ya cuentan con una potencia más que válida. Donde sí vemos cambios es en las posibilidades de cada procesador.

Ahora el Snapdragon 653 es capaz de soportar módulos de memoria RAM de hasta 8 GB. No vemos nada claro que un dispositivo de gama media cuente con tanta RAM, pero 2017 nos puede deparar grandes cambios en las gamas. También vemos como el procesador incluye un módem LTE X9, lo que se resume en Cat.7 para el 4G de los dispositivos que tengan este procesador.

El Snapdragon 626 también se trata de un octa-core, pero sin el soporte para 8 GB de RAM. También cuenta con el módem LTE X9. Está un poco por debajo del 653, aunque no veremos una diferencia abismal entre ellos.

Por último, contamos con el Snapdragon 427, el cual sustituye al Snapdragon 425. Vemos un pequeño cambio que nos deja de nuevo el módem LTE X9 en un procesador de gama baja, algo que se agradece. Su rendimiento ha mejorado, por lo que contaremos con dispositivos de gama baja mucho más equilibrados. 

Todos los nuevos procesadores contarán con soporte para doble cámara, lo que nos deja una buena pista respecto al catálogo que nos espera para el próximo año. Aunque los dos procesadores más potentes estén disponibles a finales de 2016, no será hasta 2017 cuando empecemos a verlos de manera mucho más generalizada.


Nuevo Nubia Z11 Mini S, el conquistador de la gama media