LG V10 portada

La empresa coreana LG está destacando últimamente por arriesgar con conceptos innovadores en sus smartphones, el más reciente ejemplo de esto es el LG G5. La apuesta por módulos intercambiables sorprendió a muchos en su presentación y está captando mucha atención de la prensa especializada.


LG G5, presentado oficialmente


Por otro lado, su buque insignia en el segmento de los smartphones con gran pantalla, el LG V10, también destacó por apostar por una propuesta diferente con su doble pantalla. Hace unos días que hemos recibido este gigante y hoy os traemos las primeras impresiones de un smartphone que sin duda alguna llama la atención.

Aportando resistencia sin perder la elegancia

LG V10 foto2

Aunque la caja es relativamente pequeña, nada más abrirla nos encontramos con un smartphone de gran tamaño debido a su pantalla de 5’7 pulgadas, y una parte trasera con una acabado rugoso que nos transmite gran resistencia desde el primer momento. LG una vez más, destaca por reducir los marcos hasta lo más mínimo, lo que consigue que no sea difícil de agarrarlo con una sola mano.

No tardamos en fijarnos en lo más destacable de este terminal, su doble pantalla y su doble cámara frontal, situadas ambas en la parte superior frontal. Nada más encender el LG V10, nos encontramos con la capa de personalización de LG con Marshmallow, que se mueve de manera completamente fluida y que incorpora alguna que otra función útil para smartphones de gran tamaño.

Doble pantalla y doble cámara, multiplicando su atractivo

LG V10 foto3

Precisamente la parte del hardware más interesante, y que será a la que demos más uso durante los días que probaremos este smartphone, será su pantalla doble. Entre sus funciones más destacadas está la posibilidad de acceder a aplicaciones recientes al instante, ya que nos evita pulsar el botón de multitarea. También permite ver los eventos del calendario, controlar el reproductor de música o mostrar las notificaciones para evitar que nos molesten en caso de estar utilizando alguna aplicación a pantalla completa.

La cámara doble frontal permite la opción de gran angular, algo que los amantes de los selfies agradecerán. La cámara trasera, a falta de realizar pruebas exigentes, se comporta decentemente y los controles manuales incluyen bastantes opciones de serie que otros fabricantes dejan de lado.

Seguiremos probando este terminal a fondo para traeros la review completa, pero os podemos adelantar que las primeras sensaciones son más positivas de lo que imaginábamos. LG ha realizado un excelente trabajo con este smartphone, ahora falta ver si sus nuevas funciones valen realmente la pena o se quedan en una simple anécdota.


LG G5: su cámara gran angular tiene sentido