LG G5

Ya está aquí. Por fin podemos ver y disfrutar del LG G5 oficialmente. Hemos tenido varias semanas donde las filtraciones tomaban la mayor parte de las líneas en nuestra web, pero ya se acabaron dichas filtraciones, al fin podemos ver el terminal final, confirmado por la compañía en la presentación. Sí, el terminal tiene el mismo diseño que hemos visto en la mayoría de filtraciones anteriores. Contamos con una doble cámara en la parte trasera, la cual cuenta con un sensor de 16 megapíxeles y otro de 8, que le apoya en las funciones de enfoque y luminosidad cuando nos encontramos en condiciones con poca luz.

Como siempre, la compañía ha puesto mucho énfasis en los ajustes y modo de la cámara, ya que este año, como todos, es uno de los puntos más fuertes del terminal. Sin duda alguna, esta cámara, a falta de probarla estará rivalizando con la que vemos en el Samsung Galaxy S7.

Otro de los puntos más importantes del G5 es su pantalla, la cual cuenta con 5,3 pulgadas y una resolución de 2560×1440 píxeles. Sí, estamos frente a una de la mejores pantallas del año, con una resolución innecesaria, pero la cual nos deja mucha calidad. Volvemos a tener uno de los terminales con mejor optimización del espacio, consiguiendo unos márgenes muy reducidos en todos los lares del terminal. Si seguimos con el diseño, nos daremos cuenta de que los botones han cambiado de sitio, y por lo tanto ya no tendremos los laterales del terminal totalmente limpios, sino que alojarán los botones de volumen como en la mayoría de dispositivos que hay en el mercado. Un detalle diferenciador de LG, que desaparece en este LG G5. El botón de desbloqueo viene alojado en el sensor de huellas, algo novedoso y que no habíamos visto hasta ahora.

Una de la cosas que más se rumoreaba y que finalmente ha llegado, es la extracción de la batería mediante el módulo inferior. LG se ha sacado de la manga este sistema para poder extraer la batería del terminal. Pero no, no solo tiene esta función, ya que han anunciado unos módulos adicionales con los cuales podremos agregar una serie de características al dispositivo. Se ha hablado del módulo de cámara, que agrega botones y funciones muy interesantes y del de audio, el cual mejora sustancialmente el sonido del terminal.

El nuevo metal le sienta muy bien. Por fin LG deja de lado el plástico y apuesta por introducir metal en el cuerpo de casi todo el dispositivo. Nosotros lo hemos podido probar, y sin duda se trata de uno de los terminales más ergonómicos que hemos tenido en la mano. El diseño que han elegido puede gustarte más o menos, pero una vez lo que ves en persona, cambia y puede que algunos factores te dejen impresionado. Como por ejemplo el sensor de huellas que vemos en la parte trasera y que funciona de manera perfecta, sin fallos.

Uno de los puntos más flojos del LG G4 es la batería, y esto ha dado la vuelta el mundo. Ahora este G5 ha sido presentado con una batería de 2.800 mAh, que no sabemos por el momento lo que será capaz de aguantar en nuestras manos. En la presentación, ellos nos han hecho saber el gran trabajo de optimización que se ha llevado a cabo para conseguir una buena autonomía, pero seguimos pensando que una pantalla FullHD en este dispositivo habría conseguido las autonomías de los modelos anteriores.

Una de las cosas que hemos querido dejar para el final es el procesador que trae este G5. Como ya era de esperar, contamos con el Qualcomm Snapdragon 820. Este es el nuevo buque insignia de Qualcomm, que cuenta con 4 núcleos a 2,2 GHz. No es necesario decir que no vamos a tener ningún problema con la fluidez del terminal, y Android 6.0 correrá como es debido. A esto ayudan los 4 GB de memoria RAM que LG ha decidido incorporar al LG G5, y que sin duda le dotarán de una capacidad para correr varias aplicaciones a la vez difícilmente mejorable. La mejor pareja de 2016 está dentro del nuevo terminal de LG, lo que significa que tenemos terminal para rato.

La pantalla que tenemos activa todo el momento en el LG G5 consume tan solo 0,8% de batería cada hora, con lo cual será una de las mejores formas de saber la información sobre la hora, el tiempo o algunas notificaciones. Destacar que es una zona de la pantalla y no una pantalla secundaria que vemos en el LG V10.
Os dejamos con las especificaciones completas para que podáis ver más detalladamente que nos deja este terminal para 2016.

  • Pantalla de 5,3 pulgadas con resolución 2560×1440
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 820
  • 4 GB de memoria RAM
  • 32 GB de memoria interna
  • Android 6.0 Marshmallow
  • Batería de 2.800 mAh extraíble
  • Sensor de huellas
  • Cámara trasera doble de 16/8 megapíxeles
  • Cámara delantera de 8 megapíxeles
  • Cerpo de aluminio
  • USB Type-C

Parece que este año LG ha querido dar un cambio a sus políticas de presentación dejando un terminal novedoso, con algunos factores que le pueden convertir en el mejor del año, y que sin duda se lo deja muy difícil a sus principales competidores.

Además del terminal, la compañía nos ha mostrado unos accesorios muy interesantes con los cuales podremos complementar las funcionalidades de nuestro terminal. Entre estos accesorios están una especie de cámara que podemos controlar con el LG G5, unas gafas de realidad virtual y un mando para controlar drones de manera muy fácil y sencilla. No dudéis que os contaremos más sobre esto en un artículo más detallado.

Podemos encontrar el nuevo terminal de LG en varios colores: plata, titan, oro y rosa. Una buena gama de colores, que nos dejan unos tonos muy claros y no muy llamativos, los cuales nos aportar elegancia por todos lo costados.

Precio y disponibilidad

No han confirmado la fecha oficial sobre el lanzamiento del terminal, pero si nos han dejado caer que será para finales de abril. Y algo que no sabemos nada es el precio oficial del dispositivo, eso si, podemos saber que los precios de los módulos que veremos en el mercado son bastante caros. Por el momento podemos especular que ronde los 600  o 650 euros, un precio que está muy por debajo del que veremos con los Samsung.

¿Qué te parece este terminal? ¿Crees que está a la altura de la competencia?