Moto Z Play

El año pasado, pudimos ver como Lenovo se atrevía a sacar unos dispositivo realmente diferente en la gama alta, el Moto Z. Un terminal con un diseño realmente diferente a lo que nos había acostumbrado la gama Moto. Este terminal, a parte de tener un diseño muy premium, tenía un nuevo sistema innovador que haría que fuese más diferencial, el sistema modular. Y hoy, os traemos las primeras impresiones de uno de los primeros móviles modulares, el Moto Z Play.


Huawei Mate 9: análisis y experiencia de uso


El Moto Z Play se presentó en la segunda mitad del año, y estaba destinado a la gama media premium. Lleva un procesador Qualcomm Snapdragon 652 con 3 GB de memoria RAM, con 3.600 mAh de batería y un diseño bastante similar al Moto Z, solo que con un grueso mayor. Lo más diferencial del móvil, como hemos comentado antes, es el sistema modular que, mediante los pines que tiene en la parte trasera del móvil, se pueden acoplar módulos como un altavoz, un proyectos, o una cámara.

El Moto Z Play tiene un diseño a la altura de la gama.

Moto Z Play2

Lo primero que vemos al sacarlo de la caja es lo bonito que es. Nos encontramos una parte trasera entera de cristal que, al principio puede parecer un poco sucia ya que las huellas se pegan demasiado, pero lo agradecemos ya que mejora mucho la estética del terminal. Creíamos que la cámara que sobresalía iba a afear el terminal, pero no nos ha parecido incómodo ni que estropease el terminal. A la mano sienta muy bien, pero a la hora de encenderlo, vemos la gran cantidad de parte frontal que no está aprovechada, ya que el sensor de huellas no funciona como botón home y los botones están en pantalla.

Al encender el terminal y empezar a instalar las aplicaciones, vemos que Lenovo no ha puesto nada de bloatware, algo que nos gusta mucho y que agradecemos. Ha funcionado todo lo que hemos podido probar con una muy buena fluidez, la cámara se activa con bastante rapidez y el sensor de huellas funciona realmente bien. Otra cosa que nos ha sorprendido han sido los gestos, que se utilizan bastante al final del día.

De momento, no hemos podido probar mucho más. También nos ha llegado el MotoMod del altavoz de JBL, que probaremos en los próximos días. En el primer día de uso nos ha dado más de 6 horas de pantalla, así que tenemos bastantes esperanzas para el análisis completo, que lo tendréis en unos diez días.


¿Toda la gama alta 2017 será resistente al agua?