Garmin-Fenix-Chronos-Titanium-Edition-Face_thumb

El IFA de Berlín nos ha dejado muchas cosas interesantes, muchas presentaciones y nuevas tecnologías que veremos en el futuro, pero no se ha acabado, y poco a poco podemos ver productos que las compañías han llevado al evento, pero de los cuales hay que hablar después de las presentaciones importantes.


Meizu presume de batería en su nuevo M3 Max


El IFA es uno de los eventos donde más relojes inteligentes se presentan. Posiblemente esto sea por las fechas en las que se celebra, y hace unos años vimos como Motorola lanzó su primer smartwatch con un éxito bastante interesante, dado que era el primero con una pantalla circular. Ahora la fiebre de los relojes inteligentes ya no está en su punto más alto, con lo que vemos presentaciones, pero en menor cantidad.

Garmin apostando fuerte por la calidad

Puede que Garmin sea la compañía que más está innovando a la hora de lanzar sus relojes inteligentes. Todas las demás compañías lanzan sus smartwatch con pantallas táctiles y con un diseño bastante similar a todos los demás relojes del mercado, pero podemos ver como Garmin apuesta por la funcionalidad, muchas veces careciendo de pantalla táctil.

Esto es lo que podemos ver en el nuevo Fenix Chronos de Garmin, el cual está enfocado a un mercado bastante selecto. El nuevo reloj cuesta casi 1000 euros, y es una pieza bastante bien construida. Se trata de un reloj grande, con un cuerpo de acero de alta resistencia al cual le acompaña una correa de piel de alta calidad.

No contamos con pantalla táctil, por lo tanto, todos los controles tendremos que hacerlos desde el móvil o con los botones físicos que vemos en un lado. Garmin asegura que es sumergible hasta los 100 metros y su esfera está cubierta por un cristal de zafiro, lo que asegurará la resistencia del mismo.

Su pantalla no es táctil, pero aún así, podremos ver notificaciones, la hora, el tiempo y todo lo relacionado con nuestro smartphone. Además, cuenta con una serie de sensores específicos que lo hacen perfecto para monitorizar el deporte, aunque no creemos que sea el reloj más adecuado para llevar cuando estamos nadando o corriendo.

Sin duda un reloj bonito, robusto y con un alma tecnológico que lo hace realmente especial. Eso sí, su precio se nos avecina algo alto, por lo que las ventas no serán excesivas.


Google Pixel XL se pasea por GFXBench