lenovo-yoga-tablet-2-pro

Muchos de vosotros os habréis dado cuenta que en ProAndroid normalmente hablamos de smartphones, dejando el terreno de las tablets un poco más de lado. Esto se debe a que muchos fabricantes deciden eliminar su gama de tablets o simplemente dotarlas de unas características que están estancadas desde hace varios años, yo soy poseedor de la Google Nexus 7 2012 de Asus y sus especificaciones no distan mucho de las tablets actuales. En cambio, Lenovo sigue apostando por este mercado y crea productos innovadores como es la Lenovo Yoga Tablet 2 Pro, un dispositivo del que os traemos hoy el análisis completo.

Diseño

Es imposible que la Lenovo Yoga Tablet 2 Pro pase desapercibido, tal vez por su descomunal tamaño o puede que por su peculiar forma pero esta claro que no dejará indiferente a nadie.Encontramos un equipo construido alrededor de una pantalla de 13’3 pulgadas, un tamaño que no estamos acostumbrados a ver en tablets, aunque sí en ordenadores portátiles. Este tamaño hace que no sea especialmente cómodo cogerla, ya que por inercia las tablets las usamos a una distancia más cercana a nuestros ojos que un ordenador, con lo que tenemos que ir “buscando” los elementos en su enorme pantalla. En cuanto al diseño de la Lenovo Yoga Tablet 2 Pro, nos encontramos frente a un dispositivo muy elegante, fino y con acabado metálico. Realmente lo de fino es algo relativo, ya que en la parte inferior nos encontraremos con un cilindro de un mayor tamaño donde se encuentra la batería, el botón de desbloqueo y el pequeño proyector que esta tablet incorpora. Este cilindro nos proporcionara también una bisagra para poder usar el soporte que viene incluido en el chásis de esta tablet para poderla poner tanto de pie como recostada en una mesa, ya que será donde más la utilicemos.

En la parte frontal de la tablet nos encontraremos dos grandes altavoces en estéreo de los cuales ya hablaremos más adelante. En la parte izquierda encontraremos el botón de encendido, las teclas de volumen y las entradas MicroUSB y Jack 3.5. En el lado derecho encontraremos el botón para accionar el proyector y la lente de este. Por último en la parte trasera encontraremos la cámara de 8 megapíxeles, un altavoz con función de subwoofer, el soporte ya mencionado y una ranura para tarjetas MicroSD.

Pantalla

Como ya habéis leído antes, la Lenovo Yoga Tablet 2 Pro monta una pantalla de 13’3 pulgadas en resolución QHD (2560 x 1440 píxeles) lo que se resume en una calidad de pantalla muy buena. Los colores son muy vivos, pero sin llegar a amarillear los blancos y el nivel de detalle que nos proporciona es proporcional a su resolución, muy alto. El mayor defecto que le sacaremos a esta pantalla es que al ser tan grande, si visualizamos un vídeo con una resolución inferior a la de su pantalla no será difícil verlo pixelado y es algo que no gusta, ya que no se le saca todo el partido que se debería.

Por otra parte, un gran punto positivo para esta pantalla son sus niveles de brillo, siendo el más alto más que suficiente para visualizar la pantalla correctamente incluso con luz solar directa. El nivel de brillo mínimo es bastante decente, más alto que algunos terminales pero no se hace molesta la visualización de la pantalla en ámbitos oscuros.

Hardware y Software

En el corazón de esta Lenovo Yoga Tablet 2 Pro viene de parte de Intel, concretamente utiliza el Intel Atom Z3745, un procesador quadcore que corre hasta los 1.86 Ghz cuando entra en modo turbo. Junto a este procesador le acompañan 2 GB de memoria RAM y 32 GB de almacenamiento interno ampliables mediante tarjeta MicroSD. ¿En que se resume esto? En un rendimiento general deficiente. Esto puede ser por diversas cosas: o bien la resolución de pantalla es demasiado grande para este procesador o bien el software no esta bien optimizado o ambas, la cuestión es que la experiencia no es todo lo fluida que se espera de una tablet de este precio. Aunque no sea muy lógico, los juegos potentes como Modern Combat 5 sí que los correrá sin problemas, aunque el tamaño no sea el más adecuado para jugar, a no ser que utilicemos gamepad, así que el problema más grande parece ser cosa del software.

yoga-2-pro-atras

En el interior de la Lenovo Yoga Tablet 2 Pro encontraremos Android 4.4.4 KitKat, una versión que a estas alturas ya es imperdonable en un producto de su precio y con un año de vida, que, se supone que iba a actualizarse a Android 5.0 Lollipop en septiembre pero su actualización se retraso hasta este mes de noviembre. Esto podría ser algo perdonable de no ser por la pesada capa de personalización que Lenovo nos proporciona, alejándola por completo de lo que es Android stock. No encontramos box de aplicaciones, con una barra de notificaciones también alterada y que no se mueve de forma fluida. Lo que si que se agradece de su software es el control center que nos proporciona la marca que nos evita buscar las opciones rápidas en los ajustes del sistema y nos las reune en un panel que se nos presentará cuando desplacemos desde la barra de navegación hacia arriba.

Cámara

No voy a mentir, cada vez me gusta más la fotografía móvil, se pueden obtener resultados increíbles si sabes que valores de la cámara tocar, pero para que decir lo contrario, las cámaras en las tablets no es algo que despunte. En la Lenovo Yoga Tablet 2 Pro encontramos una cámara trasera de 8 megapíxeles capaz de grabar vídeo en FullHD, que bueno, tal vez pueda ayudaros a salir del paso, pero hacer fotos con un terminal de 13’3 pulgadas no es muy normal y tampoco muy cómodo. Para que os hagáis una idea, es como si salieras a hacer fotos con tu ordenador portátil.

Los resultados obtenidos, como podéis ver vosotros mismos no son demasiado buenos, en condiciones de buena luz las capturas serán decentes, pero en cuanto la luz no sea abundante, mejor no nos molestemos en capturar ninguna foto, puesto que los resultados son terribles.

Multimedia y autonomía

Cuando hablamos de una tablet, posiblemente el aspecto más importante sea el de la consumición de contenido multimedia. En la Lenovo Yoga Tablet 2 Pro se plantean dos sabores uno muy dulce y uno un poco más agrio.

En primer lugar la pantalla. Su resolución y colores son excelentes, pero debido a su gran tamaño aquellos vídeos o juegos que no estén a esa resolución o no puedan adaptarse se verán pixelados y con mala calidad. Esto nos ocurre con la gran mayoría de vídeos de YouTube, ya que la máxima resolución normalmente es de FullHD o en juegos como el Need For Speed No Limits, del cual podéis ver en las siguientes imágenes su pobre calidad gráfica en esta pantalla incluso con los valores del apartado gráfico al máximo.

Captura_2015-10-02-13-51-11-037

Por otra parte nos encontramos una de las características más llamativas de esta Lenovo Yoga Tablet 2 Pro y es el proyector que encontraremos en su lateral derecho, capaz de proyectar una pantalla hasta las 50 pulgadas en resolución 854 x 480 píxeles. A simple vista puede parecer escasa, pero os voy a ser sinceros, es una gozada poder ver películas proyectadas en la pared con este tamaño, habiendo llegado yo incluso hasta las casi 70 pulgadas con un desenfoque mínimo. El porqué es bien sencillo y es que la pantalla proyectada la vamos a visualizar desde varios metros de distancia, con lo que los píxeles no los lograremos distinguir. No os voy a engañar, no esta al nivel de un proyector como tal, no alcanza esos tamaños de pantalla ni esas resoluciones, pero es un valor añadido a esta tablet que la convierte en algo prácticamente único. Sea cual sea la forma en que disfrutemos del contenido multimedia los dos altavoces frontales firmados por JBL y el trasero con tecnología DOLBY ATMOS hacen que la calidad de sonido y el volumen sean casi excelentes.

En cuanto a autonomía nos encontramos con una duración de la batería decente, ya que nos dará una vida de unas 5 horas de pantalla con el brillo al 50% y unas 4 horas o menos si hacemos uso del proyector, pero teniendo en cuenta que es un dispositivo que por lo general usaremos encima de una mesa, no será incomodo el tener que conectar el cargador en algún momento.

Conclusiones

Tras haber probado a fondo la Lenovo Yoga Tablet 2 Pro es fácil identificar cuales son sus pros y sus contras, pero en general estamos frente a una tablet orientada a un público muy específico debido a su gran tamaño, que hace que no sea tan portátil como el resto de tablets del mercado, cualidad muy importante en esta clase de dispositivos, ya que principalmente la usaremos en múltiples lugares y necesita ser llevable. Desde este enlace la podéis adquirir por medio de Amazon.

yoga-2-pro-nota