Sin-ttulo-1-4-700x500

Los usuarios de Android le debemos mucho a Google, ya que gracias a el podemos tener el ecosistema que tenemos y disfrutar tanto con nuestro sistema operativo favorito. Ciertamente Google casi todo lo que coge lo hace de oro. Podemos ver varios ejemplos claros y los seguiremos viendo durante muchos años. Cuando hay un mercado que explotar Google puede hacer dos cosas: adentrarse en él o esperar a que otra compañía lo haga y comprarla.


Hackendo Android 1: el prólogo del Hacker 


Parece que en la realidad virtual se está adentrando el solito. Sí, tiene ayuda de otras compañías que previamente compró, pero se puede decir que es Google quien está desarrollando sus productos. Uno de ellos ya lo conocimos en el Google I/O y se trata de Daydream, unas gafas de realidad virtual que necesitan del móvil para poder usarlas. Dichas gafas vienen con un ecosistema parecido al que tienen las GearVR con Oculus, pero más trabajado y mucho más exigente. Pero existe otra rama de la realidad virtual donde Google está trabajando, y esta es la que ocupan dispositivos como Oculus Rift o HTC Vive. 

Sin Android y sin necesidad de un dispositivo Android

Recientemente hemos visto alguna que otra noticia sobre un dispositivo de realidad virtual independiente por parte de Google. La semana pasada se aseguró que Google había dejado de trabajar en este proyecto, pero finalmente podemos saber que esto no es cierto y que las 50 personas que estaban destinadas lo siguen estando para este nuevo proyecto.

No se trata de otra cosa que unas gafas de realidad virtual independientes, las cuales cuentan con su propia pantalla y nos ofrecen la posibilidad de conectarlas al PC para visualizar contenido o jugar. Esto es lo que ya podemos hacer con Oculus Rift o HTC Vive, y viendo el éxito que ha tenido esta última, Google quiere su trozo de mercado.

Por el momento podemos saber que dichas gafas tienen todavía un largo recorrido hasta que sean presentadas y que no contarán con Android como sistema operativo. A partir de aquí, Google nos puede sorprender con cualquier cosa.


Compañías poco conocidas con características únicas