abacus

Cada día desbloqueamos nuestro teléfono alrededor de unas 100 veces, las aplicaciones de mensajería instantánea han provocado que nuestra relación con el teléfono sea en algunos casos casi constante. Cada vez que realizamos esta tarea desbloqueamos nuestro teléfono, siempre y cuando le hayamos asignado algún tipo de seguridad claro.


Instagram mejora su seguridad añadiendo la verificación en dos pasos


El sistema de contraseñas que todos conocemos actualmente como pueden ser patrones, números o letras, podrían desaparecer más pronto de lo que pensamos. El departamento de investigación de Google lleva tiempo trabajando en un proyecto cuyo objetivo es que no volvamos a usar el sistema de contraseñas actual por no ser todo lo seguro que debería de ser.

La combinación de sonidos es su punto fuerte

Este proyecto denominado Abacus, pretende mejorar con creces nuestra seguridad actual mediante patrones biométricos. Pero, ¿que son los patrones biométricos? Estos patrones se basan en el cálculo de acciones como la escritura, el movimiento o el reconocimiento facial. Cada aplicación necesitara unos puntos de confianza para seguir dejándote utilizarla, si no llegas a esa determinada cantidad de puntos la aplicación puede volver a pedirte las contraseñas. Nuestro Smartphone estará constantemente en un segundo plano recopilando información sobre nuestra actividad, para asegurarse de si somos el dueño del teléfono o un impostor.

El sistema actual de contraseñas se basa en una simple serie de caracteres que nos pueden robar de muchas maneras a través de Internet. El proyecto Abacus puede ser un gran paso en términos de seguridad, aunque nunca sabemos hasta donde pueden llegar los piratas informáticos. Este sistema ya está siendo probado en algunas entidades bancarias y si su resultado es positivo podríamos verlo a finales de año.

La compatibilidad

Este sistema de seguridad se basa no solo en velocidades de escritura, también en sensores que algunos de nuestros smartphones no podrían disponer de ellos. El avance de este sistema de seguridad podría provocar que los teléfonos cumplieran una serie de requisitos para poder utilizarlo y con ello crear un estándar de sensores. Sea esto último un requisito indispensable o no, el sistema de contraseñas actual parece destinado a morir y cada vez son más los expertos que coinciden en ello. Veremos si Google agiliza la investigación y vemos pronto el uso cotidiano de este sistema de seguridad.

Fuente | android authority