Google Pixel 3 XL VS iPhone Xs: lo mejor de Google frente lo mejor de Apple

Ayer Google presentó sus nuevos terminales para este nuevo curso, el Google Pixel 3 y el Google Pixel 3 XL. Desde siempre, estos terminales han sido uno de los grandes exponentes en Android gracias a que vienen de la propia Google y que traen el software directamente desde casa, por lo que todo está perfectamente optimizado. Sí, esto os suena a algo y es a los iPhone, teléfonos muy optimizados puesto que su software es creado específicamente para ellos. Es por ello que hemos decidido compara los mejores exponentes de cada marca, el Google Pixel 3 XL VS iPhone Xs.

Hemos optado por comparar estas versiones porque son en las que más se focaliza cada una de las empresas y cuentan con un hardware idéntico a los otros modelos de su misma gama a excepción del tamaño de la pantalla, por lo que no hay ninguna preferencia a ninguno de los dos bandos, pues hemos tratado de ser lo más imparciales y objetivos posible en este comparativa de dos de los mejores terminales del mercado.


Este render completo del Huawei Mate 20 Pro nos plantea más dudas


Diseño: Google sigue por detrás. Muy por detrás

El diseño del iPhone Xs es mundialmente reconocido desde el primer día. Básicamente porque cuenta con exactamente el mismo diseño que ya vimos en el iPhone X el año pasado, pero con una nueva variante de color. Ni mucho menos es algo negativo, pues el iPhone Xs cuenta con uno de los diseños más optimizados del mercado, con unos marcos uniformes alrededor de todo el teléfono, marcos curvos que dan la sensación en la mano de no contar con ellos (aunque siguen estando) y con un notch en la parte superior más grande de lo normal, puesto que en él encontramos toda la tecnología del Face ID.

iPhone Xs

En la parte trasera, predomina el cristal, con marcos en acero, un acabado plano donde destaca el logo de la marca y la doble cámara trasera con el flash LED en el centro. Apple lo hace todos los años, conseguir que su diseño sea difernciador y a la vez fuente de inspiración (y copia) en muchos otros terminales del mercado, aunque el Google Pixel 3 XL apuesta por un diseño muy diferente del tope de gama de Apple.

El Google Pixel 3 XL cuenta con una gran pantalla de 6,3 pulgadas, donde lo primero que nos llama la atención es el notch, el cual se sale totalmente de las líneas de diseño que habíamos visto en Google y en los “notches” de otras compañías, pues no es que sea muy ancho como el del iPhone Xs, sino que es muy grueso, demasiado alto, por así decirlo. En él, como característica adicional, encontramos uno de los dos altavoces estéreo frontales que ofrece el Google Pixel 3 XL. Si bien ofrece una sensación buena de aprovechamiento del frontal gracias a sus marcos laterales y superior, el marco inferior también es muy grueso, de la misma medida que el notch, probablemente para respetar la simetría cuando se oculte el notch en algunas aplicaciones.

Google Pixel 3 XL

Sobre la construcción, también cuenta con la parte trasera construida en cristal, una sola lámina con dos acabados, uno mate y otro brillante, para respetar las líneas de diseño de los anteriores Pixel de Google. La disposición de la cámara…bueno, al solo contar con un sensor en la parte trasera, no podemos decir que sea ni vertical ni horizontal. Google sigue apostando todo a una sola cámara con funciones por software, que de momento le ha funcionado muy bien y ya estamos esperando resultados con este terminal.

Pantalla: dos AMOLED para la mejor experiencia visual

Como era de esperar, al tratarse de dos teléfonos de la más alta gama, ambos cuentan con una pantalla con tecnología AMOLED, de colores más saturados que las tradicionales y negros más profundos. La principal diferencia entre ambas es el tamaño, aunque según la versión que escojamos de cada terminal esto variará. Si optamos por el Google Pixel 3 normal, estaremos frente a una pantalla de 5,5 pulgadas en formato 18:9, mientras que si optamos por el Google Pixel 3 XL contaremos con una diagonal de pantalla de 6,3 pulgadas en un formato que aún no sabemos, aunque probablemente por encima de los 19:9 debido al grosor del notch.

Google Pixel 3 XL VS iPhone Xs

Por otro lado, el iPhone Xs cuenta con una pantalla de 5,8 pulgadas, mientras que la versión más grande, el iPhone Xs Max incorpora una gran pantalla de 6,5 pulgadas. Aquí no podemos declarar a un vencedor sin compararlas directamente, pues cada terminal tiene sus puntos a favor y en contra. Por ejemplo, los Pixel 3 cuentan con doble altavoz frontal, mientras que los iPhone Xs ofrecen una experienca más inmersiva con esos marcos mucho más reducidos.

Procesador y cámaras

El Google Pixel 3 XL ha salido al mercado con lo mejor actualmente en cuanto a hardware, aunque sí que esperábamos que Google fuera más generoso con algunos números. Su procesador es el Qualcomm Snapdragon 845 de ocho núcleos, acompañado de 4 GB de memoria RAM, que aunque esperábamos ver también una versión con 6 GB, es más que suficiente teniendo en cuenta la experiencia tan limpia que ofrece el sistema operativo bajo Android 9.0 Pie. Su batería alcanza los 3430 mAh, mientras que en la versión pequeña se queda en los 2913 mAh.

Si bien estas características son de lo mejor que encontramos a día de hoy en el mercado, el iPhone Xs sigue contando con un procesador más potente, el Apple A12 Bionic, el cual ya ha demostrado que es capaz de sobrepasar cualquier procesador móvil en los benchmarks, aunque ahora tenemos que esperar a pruebas de rendimiento real. Google ha lanzado el mejor terminal que podía lanzar actualmente, aunque es muy probable que se vea desfasado en pocos meses cuando se anuncien los nuevos procesadores de Qualcomm.

Precio: prepara la cartera

Ninguno de estos dos terminales es económico, que quede claro. Sí que es verdad que el Google Pixel 3 XL se puede conseguir a un precio más económico y que probablemente baje un poco de precio conforme pasen los meses (en tiendas externas a la de Google), pero aún así, su precio base es de 949 euros para la versión de 64 GB de memoria interna, mientras que si quieres optar por la de 128 GB, tendrás que pagar 1049 euros. Si optas por el iPhone Xs, deberás pagar la friolera cantidad de 1159 euros por la versión de 64 GB, mientras que si quieres la más top, la de 512 GB, deberás pagar hasta 1559 euros y la versión Max es todavía más cara.


El Google Pixel 3 XL llega oficialmente vacilando a todo Internet


 

Juanjo Segura

Redactor en Pro Android | Apasionado por el mundo Android y por la natación. Siempre dispuesto a ayudar a cualquiera con problemas y/o dudas sobre smartphones. Me gusta cacharrear con cualquier aparato electrónico.

10/10/2018 08:39