bateria-nieve

Ha llegado el invierno. Oficialmente podemos ver como las temperaturas nos dejan la época navideña a pocos días de hacerse realidad. Tenemos que ponernos abrigo, calentar el coche antes de arrancarlo por las mañanas, quitar el hielo que se forma en el parabrisas y bueno, todo esto que se hace cuando llega el frío intenso del invierno.


¿Podrías pasar una semana sin tu smartphone? 


Posiblemente alguna vez te has preguntado si el frío es tan perjudicial como el calor para nuestros dispositivos electrónicos. Pues bien, aunque no debes preocuparte en exceso, puede que debas aprender un par de cosas que no le irán nada bien a tu smartphone cuando se enfría demasiado.

El invierno es más seguro para nuestro smartphone

Aunque todos los extremos son malos, en la actualidad nuestros dispositivos móviles se llevan mejor con el frío que con el calor. En verano es muy aconsejable no dejar tu teléfono al sol o dentro del coche, ya que posiblemente te lleves un disgusto cuando lo cojas. Pero en invierno no debemos preocuparnos mucho, más allá de un par de consejos para que nada le pase a nuestro compañero de viaje.

Hay varias cosas que le pueden pasar a tu smartphone con un frío intenso, y aunque en España no solemos sufrir temperaturas por debajo de los -10ºC, es aconsejable no provocar bruscos cambios de temperatura en nuestro smartphone. Podemos tener varios problemas con esto, pero uno de los más comunes es la condensación. Con cambios muy bruscos de temperatura puede que en el interior de nuestro smartphone se forme condensación y ya sabemos que lo peor para un componente electrónico es la humedad.

Pero estos cambios también pueden ocasionar una rotura de la pantalla. Esto es menos habitual, aunque se han dado algunos casos. Estás tranquilamente en tu coche, con la calefacción puesta como si del mismo infiernos se tratase y de repente sales a la calle, con un frío intenso. Esto puede hacer que el cristal de tu pantalla no aguante más y se raje por algún punto. 

Pero sin duda lo más común es, que nuestra batería deje de funcionar correctamente. Las baterías actuales están preparadas para funcionar correctamente en un rango de 0 a 45 grados, por lo que por debajo de 0ºC la cosa puede ponerse fea. Como bien hemos dicho son casos que en nuestro país no vemos a menudo, pero usar nuestro dispositivo un día que nos vayamos a esquiar, para hacer fotos o vídeos, nos puede salir más caro de lo que nos pensamos. 

Por todos estos motivos, podemos decir que sí, el frío es bastante perjudicial para nuestros smartphones, pero las condiciones normales de temperatura y uso en nuestro país no deberían ocasionarte demasiados dolores de cabeza. 


La beta de Nougat para el OnePlus 3 llegará en noviembre