textbomb-1450075084

Una de las cosas que más hacemos al cabo del día es mirar nuestro smartphone. Este pequeño aparato nos acompaña durante las 24 horas del día, los 7 días de la semana, durante los 365 días que tiene un año. Se ha convertido en una parte imprescindible de nuestra vida, y por este motivo nuestros hábitos están cambiando en los últimos años. Puede parecer una tontería, pero el uso del smartphone repercute totalmente en industrias o mercados que no ligaríamos por mucho que pensáramos.


Estas son las noticias más importantes de la semana pasada 


Seguro que hace años que no vas al baño sin tu smartphone, o que no sales de casa sin echar mano al bolsillo para comprobar que está ahí nuestro querida máquina capaz de hacer cosas increíbles por nosotros. Pues bien, todo esto conlleva una serie de problemas que no te puedes imaginar.

Tu cuello sufre más de lo que piensas

El llamado text neck o cuello de texto cuando lo traducimos literalmente al castellano es uno de los problemas que sufre una gran parte de la población. Usar nuestro smartphone puede parecer que no conlleva ningún riesgo, pero si eres una persona a la que le duele mucho el cuello cuando se acuesta o tiene constantes molestias en él, debes seguir leyendo, ya que puede estar muy relacionado con la forma de usar tu móvil.

Cuando bajamos la cabeza para leer los mensajes en nuestro móvil, nuestra columna vertebral está soportando un peso de unos 27 kilogramos. Si a este dato le sumamos las cientos de veces que hacemos el mismo gesto de bajar la cabeza para mirar el móvil, nos queda que nuestro cuello hace un trabajo totalmente innecesario todos los días del año.

54766eda75c24

Según un quiropráctico de Canadá, cuando Pokemón Go salió al mercado su consulta se llenó de gente con molestias en el cuello. Si bien no es algo muy problemático, puede convertirse en un dolor crónico, algo que sí podríamos empezar a tachar de serio. Por este motivo, la mejor manera de usar nuestro móvil día a día, es con la mirada al frente y levantando los brazos. Puede ser algo menos práctico, pero seguro que nuestro cuello nos lo agradecerá con el paso de los días.


¿Será HTC a partir de ahora el fabricante de todos los Pixel?