smartwatch

Sabemos que hay muchos fabricantes que no se atreven a sacar un smartwatch ya que el mercado no está muy por la labor. Esto lo podemos ver por como muchos fabricantes apostaron el año pasado por smartwatches, como Samsung, Huawei o Motorola, y este año han decidido no renovarlos. Esto se debe a que no suponen un gran número de ventas en el mercado y no les sale del todo rentable sacar un reloj inteligente nuevo, casi igual que el anterior sin ninguna innovación que lo haga diferencial al resto.


HTC vuelve a retrasar su smartwatch hasta agosto


Samsung es una de las pocas marcas que no apuestan por hacer su smartwatch con Android Wear, sino que utilizan Tizen. Mientras que casi todas las demás utilizan Android Wear. Este sistema operativo hecho solo para relojes no está pasando un buen momento ya que le faltan funciones para que el reloj sea algo imprescindible para comprarlo, le falta una mejor gestión de la batería y le faltan marcas que apuesten por el para que siga creciendo. Ahora parece que crecerá más con el rumor de que Google sacaría su propio smartwatch.

En 2020 se venderán 53 millones

La consultora Canalys ha calculado que este año se venderán 7,5 millones de smartwatches con conectividad móvil. Esto quiere decir que el futuro de las eSIM que hacen que un smartwatch tenga su propia conectividad han progresado bastante en estos años, exactamente un crecimiento anual del 63,5%. Se calcula que en 2020 hablemos de 53 millones de smartphones que tengan este tipo de conectividad. La eSIM permitirá al usuario tener una mejor experiencia, más cómoda y poder elegir sin problemas el tipo de conectividad que quieren, la velocidad y el operador con el que lo quieren.

Por el momento el mercado de los smartwatches está muy parado, y más parado aún está el mercado de los que tienen conectividad propia. Esperemos que en el próximo año, o quizás aún en este podamos ver como alguna marca conocida se atreve a lanzar su nuevo reloj inteligente. Tampoco perdemos la esperanza de que Google saque su rumoreado smartwatch este año junto con los Nexus.


Así hubiese sido el smartwatch de OnePlus