kVUfBnXl

Hoy mismo os hemos hablado sobre dos de los mejores asistentes personales del mercado. Estos son Siri y Google Assistant, pero también hemos nombrado otro que lleva algún tiempo y el cual quiere convertirse en uno de los mejores. Se trata de Alexa y ha sido creado por Amazon. Alexa no es tan asistente como los otros dos que vemos, ya que no puedes conversar con él de la misma forma que lo harías con Google Assistant o con Siri, pero su funcionalidad llega hasta puntos que los demás no pueden.


Crea tus propios tonos de llamada con Ringtone Maker 


Más que un asistente personal, Alexa es un asistente para el hogar y está diseñado para tener acceso a tus dispositivos inteligentes dentro de casa. Puede controlar bombillas, termostatos inteligentes o pedir comida a domicilio cuando se lo ordenes. Sin duda se trata de un concepto un tanto diferente que nos deja otro punto de vista para los asistentes personales.

Ahora la casa de Alexa es mucho más barata

Lo “malo” de Alexa es que necesita un hogar para vivir. Dicho hogar también ha sido creado por Amazon, y en un principio contaba con el nombre de Echo. Para que nos entendamos, es el aparato que hace funcionar Alexa, pero también puede residir en otros distintos.

El primer dispositivo costaba unos 179 dólares, un precio bastante elevado para comprar algo que por el momento está en vías de desarrollo. Esto Amazon lo sabía y por esto lanzó un nuevo producto llamado Echo Dot, el cual bajaba hasta los 89 dólares y contaba con un diseño totalmente nuevo y mucho más compacto.

El problema de este último dispositivo era que solo estaba disponible para los compradores del primer Echo, por lo que casi nadie pudo comprarlo. A día de hoy ya contamos con una nueva versión renovada y mejorada del Echo Dot. Lo mejor de todo es, que mejora todos los puntos flojos del anterior Echo Dot, pero bajando todavía más el precio. Ahora mismo se puede comprar por 49,99 dólares, siendo este un precio más que aceptable.

El nuevo Echo Dot está disponible para todo el mundo que lo quiera comprar, por lo que se espera que Alexa vea un incremento de los usuarios muy considerable en los próximos días.


Tener Wi-Fi en el coche es más sencillo de lo que parece