Galletas Jengibre_-a

No todos en estos momentos podemos tener el último smartphone con las últimas novedades y la última versión de Android, pero posiblemente tengamos acceso a una de las gamas inferiores, las cuales cuentan con dispositivos muy interesantes. En Android tenemos una gama media que nadie envidia, ya que nadie es capaz de igualar. Podemos ver como dispositivos de 220 euros corren Android perfectamente, con una soltura digna de un gama alta. Por este motivo, casi todos los miembros de Android cuentan con una versión más o menos actualizada.


Android Wear soportará Android Pay dentro de poco 


Hace unos días os contamos cómo está Android en noviembre, donde por primera vez aparece Nougat en los gráficos. Solo cuenta con un 0,1%, pero al menos podemos ver como los Pixel se van vendiendo poco a poco. Hoy Google ha anunciado algo no demasiado bueno, pero al fin y al cabo tenía que llegar.

La incompatibilidad de Gingerbread trae cosas positivas

Desde su blog oficial, la gran G ha publicado que a principios de 2017 actualizará los términos de Google Play y que Android 2.3 Gingerbread se quedará fuera del soporte. Esto significa que la versión mínima para poder entrar a Google Play será Ice Cream Sandwich. Todo esto no quiere decir que si tienes un móvil con 2.3 Gingerbread deje de funcionar, sino que dejará de poder entrar en Google Play, aunque podrá seguir viendo aplicaciones si las instalamos manualmente.

Pero no todo son malas noticias, ya que solo el 1,3% de usuarios Android tiene un dispositivo con esta versión, por lo que no veremos a muchos afectados. Pero gracias a este cambio, Google puede implementar nuevos métodos de búsqueda más rápidos y mejoras sustanciales en Google Play. Esto no sería posible con la compatibilidad de Android Gingerbread, ya que hay muchas cosas que un sistema tan antiguo no soporta.

A principios de 2017 veremos como Google Play le dice adiós a Gingerbread, una de las primeras versiones comerciales de nuestro sistema favorito.


Alexa será tu nuevo mejor aliado en la cocina