xiaomi

En el mercado de la telefonía vemos mucha batalla por conseguir los mejores dispositivos, algo que no se puede conseguir sin los mejores componentes. Las demandas entre las compañías es algo que está al orden del día, como por ejemplo, las que tienen interpuestas Oppo y Vivo, dos compañías de la misma empresa. Puede resultar raro, pero las compañías que más favores se hacen son las que más batallas legales tienen.


Xiaomi abrirá tiendas físicas en dos años 


Fabricar un smartphone no significa hacer propiamente todos los componentes del mismo, ya que otras compañías te surten de estos para poder ensamblar tu dispositivo y tenerlo listo para la salida al mercado. Muchos de los componentes que tiene los dispositivos actuales salen de empresas con muy poco renombre comercial, ya que se dedican a suministrar componentes, no a hacer móviles. Pero también hay componentes que salen de empresas muy conocidas, las cuales tienen divisiones que acogen mucho mercado, y uno de estos mercados es el de los componentes. Esto lo podemos ver con Samsung o Sony. 

Xiaomi sabe que Samsung tiene lo mejor

Samsung tiene uno de los mejores móviles del momento, pero eso no significa que sus componentes sean exclusivos para él, ya que puede suministrar estos a diferentes marcas donde su mercado no es tan amplio y seguir ganando dinero con cada smartphone que se venda de la competencia. Esto es lo que quiere hacer Xiaomi con su próxima generación de dispositivos, la cual se rumorea que vendrá con algún componente que otro de Samsung. 

Lo primero que podemos esperar es una pantalla AMOLED que venga prestada del Galaxy S7, el cual monta uno de los mejores paneles que podemos encontrar en la actualidad. Pero Xiaomi también está detrás de otro componente del que se está hablando mucho últimamente. Se trata de un chip de memoria UFS 2.0. 

Seguro que te suena la memoria UFS de las nuevas tarjetas que ha presentado Samsung, de las cuales os hemos hablado en alguna ocasión. Pues bien, este protocolo no solo sirve para memoria externa, sino que también la podemos encontrar en módulos internos para gestionar el almacenamiento de nuestro terminal. Gracias a esto podemos conseguir lecturas y escrituras mucho más rápidas.

Esto es lo que quiere Xiaomi en sus nuevos terminales y se espera que se reúna con los encargados de esta división para negociar la forma de suministrarlos. Si esto llega finalmente sería un buen punto para la compañía China, y cómo no, también para Samsung.


El sucesor del LG V10 llegará en septiembre