Test de resistencia del Google Pixel 4 ¿Qué ha pasado?

Cuando cualquiera de nosotros se compra un teléfono nuevo, una de sus mayores preocupaciones es que no le pase nada. Para ello, la gran mayoría de usuarios opta por la compra de un protector de pantalla y una funda. Aunque no lo parezca, un teléfono móvil, si está bien construido, es lo suficientemente resistente como para poder ser utilizado con normalidad sin mayor problema, así nos lo demuestran los tests de resistencia. El Google Pixel 4 es el último teléfono que ha pasado por uno de ellos y tenemos sorpresas.

En Pro Android hemos comentado en más de una ocasión los resultados de varios teléfonos al pasar por los test de resistencia de Zack, el creador de JerryRigEverything (no, no se llama Jerry). En este caso, el Google Pixel 4 ha pasado por sus manos y hemos podido ver qué tal responde ante unas situaciones extremas que van desde rayar el terminal hasta quemarlo. Para los que veáis sus vídeos, ya conoceréis el orden, pero de todos modos, os contamos los resultados que ha obtenido este Google Pixel 4.

El Google Pixel 4 tiene un error de diseño (y no por estética)

Las primeras tres pruebas vamos a comentarlas rápidamente. La pantalla y la parte trasera del Google Pixel 4 son de cristal, por lo que se rayarán a partir del nivel 6 en la escala de dureza de Mohs. Los marcos laterales, son de metal, aunque una gruesa capa de pintura los tapa. Los botones de volumen también lo son, pero no el de desbloqueo, coloreado y de plástico. Quemar una pantalla con un mechero no es lo normal, pero podemos saber qué tal se comporta ante el contacto directo con el fuego. En este caso, hasta los 40 segundos no aparecen marcas de quemadura y al tratarse de un panel OLED, no se recupera del todo (también se pierde la capa oleofóbica).

Esto lo hemos comentado rápidamente porque el interés del test de resistencia del Google Pixel 4 está en el bend-test, es decir, intentar doblar el teléfono por ambos lados a la fuerza. Cuando la pantalla está hacia dentro del doble, no hay problema, pues impide que el teléfono se flexione y no se rompe el cristal. El problema viene cuando la pantalla está hacia fuera. Vemos que aparecen fisuras en el chasis del teléfono, en cuatro lugares diferentes. Tanto en el lateral izquierdo como en el derecho.

El problema es que el Google Pixel 4 tiene un error de diseño, más allá de la estética del propio terminal. Las cuatro roturas han aparecido en la zona de las antenas del teléfono, como podemos ver en imágenes, que crean puntos de tensión y de debilidad en el chasis del teléfono (unión plástico y metal). Si Google hubiese decidido poner esas bandas para las antenas en la parte superior e inferior, es muy probable que este Google Pixel 4 no se hubiese partido con facilidad en esos puntos.

También queremos decir que esto es una situación extrema y que no pasará nunca con un uso normal del teléfono, pero en estos precios e incluso en precios inferiores, es algo que no pasa.

Juanjo Segura

Redactor en Pro Android | Apasionado por el mundo Android y por la natación. Siempre dispuesto a ayudar a cualquiera con problemas y/o dudas sobre smartphones. Me gusta cacharrear con cualquier aparato electrónico.

05/11/2019 18:00