huawei-mate-9-pro-pantalla-curva-precio-700x500

En nuestro teléfono tenemos decenas de sensores, algunos los podemos ver, pero otros están dentro de la carcasa y su trabajo es transparente para nosotros. Algunos de los que podemos ver, son el de huellas o el de luminosidad. Los que no podemos ver, son el control de temperatura de la batería, el barómetro o el giroscopio. Estos también son igual o más importantes en nuestro smartphone, aunque no siempre contamos con todos los que nos gustaría. 


Primeras impresiones del Samsung Galaxy A5 2017


Seguro que a muchos de vosotros os gustaría tener un control de temperatura ambiental, para saber en todo momento qué temperatura hace en el lugar donde te encuentras. Por el momento, este no es un sensor estandarizado en el mercado de la telefonía, pero muchos otros sí, y seguramente te preguntes por qué tu dispositivo de gama alta no cuenta con alguno de ellos. Uno de los más aleatorios, es el infrarrojo. Este sensor nos ayuda en una tarea, la de hacer de mando a distancia. 

Galaxy S6 sí, Galaxy S7 no. HTC One M9 sí, HTC 10 no.

Hay un sensor que hace unos años se volvió a poner moda. Estamos hablando del infrarrojo. Este sensor, en los móviles antiguos se utilizaba para transferir archivos, algo realmente tedioso y muy lento. En los smartphones actuales, se le encontró otro uso, el de hacer de mando a distancia. Este sensor, implementado de una forma correcta, nos deja encender nuestro televisor, cambiar el volumen y hacer lo mismo que nuestro mando a distancia. 

650_1200

El problema es, que los fabricantes hacen un uso aleatorio de él. Es algo que a todos gusta, que no cuesta implementar, y que suma un aliciente. Pues bien, podemos ver como la última versión del Galaxy S7, no cuenta con este sensor, mientras que el Galaxy S6 sí lo tenía. Lo mismo ocurre con el HTC 10 y el HTC One M9. Son dos teléfonos con un año de diferencia, y el más antiguo sí cuenta con dicho sensor.

Hace un par de años, los dispositivos empezaron a implementar dicho sensor, llegando a estar en casi todos los dispositivos de gama alta. Ahora, parece que se nos ha olvidado lo bueno que es este sensor. Por el simple hecho de que Samsung o HTC hayan decidido no implementarlo, no significa que tengamos que dejarlo pasar. Es un sensor que no ocupa apenas espacio y que siempre viene bien tener. 

Sinceramente, esperamos que la nueva gama alta para este 2017 cuente con sensor infrarrojo, ya que no conocemos el motivo por el cual la de 2016 dejó de lado esta tecnología.


Samsung vendió 90 millones de teléfonos en el Q4 de 2016