Samsung-Galaxy-Note-7-1-1-1-1-2-1

Llevamos meses esperando este momento, y por fin podemos decir que ha llegado. Esta madrugada, Samsung ha hecho una conferencia donde ha explicado los principales motivos de la retirada del Galaxy Note 7 del mercado. Es algo que recordaremos durante muchos años, y también algo que utilizarán sus competidores, como LG, que ya ha anunciado que el LG G6 incluirá una batería más segura y contra incendios. No es algo que debe alarmarnos demasiado, aunque sí que queríamos saber la opinión de Samsung frente a otras compañías que han analizado el problema del Note 7. 


Estas son las noticias más importantes de la semana pasada 


Hace unos meses, os contamos como una compañía de seguridad sacaba un informe completo sobre el problema de los Note 7. Se trata de una compañía que se decida a encontrar fallos en los productos previos a la venta, por lo que saben de lo que hablan. Pues bien, dicho informe nos dejó saber que el problema residía en el diseño del dispositivo, concretamente en el diseño del habitáculo donde va alojado el módulo de batería. El problema es, que se trata de un espacio demasiado pequeño, que no tolera los cambios de tamaño que sufre una batería cuando está totalmente cargada o descargada. Según esta compañía, Samsung sabía perfectamente a lo que se arriesgaba, y aún así decidió lanzar el dispositivo al mercado.

Samsung le echa la culpa a los dos fabricantes de baterías

Gracias al informe que ha realizado Samsung, podemos conocer su punto de vista sobre el problema del Note 7. Antes de conocerlo, ya nos imaginábamos que no apoyaría lo que nos contaba el informe previo que realizó la empresa privada. Así ha sido. Samsung ha culpado del problema a los dos fabricantes de baterías que fabricaron los módulos para el Note 7. Nosotros no somos expertos en baterías, ni mucho menos podemos llegar a saber tanto como los ingenieros de Samsung, pero nos parece realmente raro que dos fabricantes mundialmente conocidos hayan tenido errores de fabricación justo en las baterías que hicieron para el Galaxy Note 7.

Además, en el vídeo que podéis ver justo aquí arriba, nos cuentan que ambas baterías contaban con problemas distintos. Con este informe, Samsung da por terminado el problema del Galaxy Note 7, aunque nosotros creemos que no nos han contado toda la verdad. Claramente, no pueden echarse tierra encima de ellos mismos, y han decidido lanzar balones fuera, culpando a las dos compañías externas que le han fabricado los módulos de la batería. 

Sea como sea, esperamos que esto nunca se vuelva a repetir, ya no por el prestigio de Samsung, sino por el riesgo que conlleva tener en el mercado un dispositivo con riesgo de incendio.


Hugo Barra anuncia que deja Xiaomi