012

Samsung sigue intentando salir del mal momento en el que está. Quién le iba a decir a Samsung hace seis meses que su año iba a acabar tan mal. Con la salida de los S7 y S7 Edge pensábamos que habíamos visto uno de los mejores terminales del mercado, y las primeras impresiones que tuvimos con el Note 7 antes de que se supiese sobre el problema de la batería fueron casi perfectas, uno de los mejores teléfonos que hemos podido probar en Pro Android. El lastre de Samsung fueron las prisas que le hicieron no probar del todo el teléfono que acabó fallando.


Pixel y Pixel XL serían más resistentes al agua de lo que dice su certificación


Las baterías siempre han sido un ‘problema’ para la mayoría de terminales, pero no de la misma forma que lo ha sido para el Note 7. La gente cada vez pide un diseño más bonito y ergonómico a la mano, lo que hace que sea más delgado y tenga una batería más pequeña, que puede ser un problema para el uso diario ya que no aguante lo suficiente. Este año las marcas han puesto una batería generosa en sus terminales de gama alta, aunque todavía creemos que se puede mejorar.

Samsung puede aprovechar más la batería

La noticia que nos llega hoy es que Samsung estaría trabajando en una nueva tecnología de baterías que ya se ha probado en algunos productos. Estas baterías se llaman baterías de estado sólido y tendrían una vida útil mucho más alta gracias a su construcción, que haría que su consumo energético fuese mucho mejor y que no desprendiesen tanto calor. El problema de estas baterías, como todo producto nuevo, es su precio, ya que todavía se tiene que invertir más en I+D, lo que significa que no son todavía rentables para incorporarlas en un dispositivo.

Si esta tecnología se llega a completar y llega a los smartphones, sería una de las mejores noticias que podríamos tener, hasta entonces, tendremos que esperar a que los fabricantes incorporen baterías más grandes en sus dispositivos.


Meizu Pro 6s al final llevará un procesador MediaTek