pantallas-samsung-fullhd

Todos sabemos el desastre que ha ocasionado en las cuentas de Samsung las baterías defectuosas de los Note 7. Según los informes, la compañía podría perder más de 4000 millones de dólares con todo este embrollo. Es una cantidad realmente alta, y subsanarla le va a costar algunos meses de recortes y buenas ventas de sus próximos dispositivos.


Amazon estaría pensando en un servicio de internet


En estos momentos la compañía tiene que pensar en su próximo terminal para hacer las cosas a la perfección y que no ocurra lo mismo que con el Note 7. Puede que el Galaxy S8 venga con tales novedades para los usuarios que estos se vean muy incitados a comprarlo, lo que supondría un alivio en las cuentas de Samsung. Pero hasta que el S8 salga a la luz Samsung tiene otra idea para conseguir tapar el agujero económico que ha dejado el Galaxy Note 7.

Si tengo el monopolio, subo los precios

Actualmente Samsung no solo vende móviles, también es una de las compañías que más componentes distribuye en la misma industria, y lo hace a otras compañías que son rivales directos. En estos momentos el 50% de los ingresos de la compañía se deben a la venta de componentes, por lo que pueden sacar mucho más beneficio de ello.

Son con diferencia los que más paneles AMOLED venden y también uno de los que más módulos de memoria y almacenamiento fabrican. Gracias a los rumores se está empezando a saber que Samsung pretende una subida de los precios para estos componentes con el fin de conseguir más ingresos y que el agujero del Note 7 no sea tan evidente. 

Con la retirada del Note 7, compañías como Huawei, Meizu o Xiaomi van a conseguir más ventas, algo bueno para Samsung, ya que es el suministrador de memorias y pantallas de todas ellas. Además, en el mercado de las pantallas no tiene actualmente competencia y puede hacer lo que quiera con el precio sin que las demás compañías puedan hacer mucho por remediarlo.

Veremos si finalmente el precio de estos componentes sube para algunas de las compañías rivales o por el contrario Samsung decide no aumentar el valor de algo y asegurar el mismo mercado que tenía.


Esta es la nueva aplicación de fondos de pantalla de Google