Los Samsung Galaxy S20 no siempre van a 120 Hz, a veces bajan automáticamente a 60 Hz

¿Has reservado un Samsung Galaxy S20? ¿Tienes pensado comprar uno? Aunque ya te hemos contado todo sobre estos dispositivos, lo cierto es que se van descubriendo detalles poco a poco. Todavía quedan algunas semanas para que Samsung comience a enviar los terminales, pero algunos usuarios ya están revelando detalles de su funcionamiento diario. Hoy toca hablar sobre la tasa de refresco de la pantalla, una de las características más importantes de estos terminales. Todos cuentan con una tasa de 120 Hz, aunque ahora sabemos que no siempre está activa en su máximo. La resolución de la pantalla tiene poco que ver con este nuevo protocolo que se ha descubierto.

Antes de la presentación de los terminales ya sabíamos que la tasa de refresco de 120 Hz no estaría activa con la resolución máxima de la pantalla. Lo que se ha descubierto ahora no está relacionado con la resolución, pues incluso cuando la pantalla está configurada en FullHD+ la frecuencia puede bajar de forma automática y sin que tú puedas hacer nada.

Los Galaxy S20 no respetan siempre los 120 Hz

Samsung Galaxy S20 Pro Android

Todos los modelos de Galaxy S20 están programados para bajar la frecuencia de la pantalla en ciertas circunstancias: nivel de batería muy bajo, alta temperatura de la batería o cuando se inician ciertas aplicaciones.

Cuando el nivel de batería del Galaxy S20 esté en 5% bajará automáticamente la tasa de refresco a 60 Hz. El sistema entiende que debe ahorrar toda la energía posible para mantener el dispositivo activo y bajar la tasa de refresco es una buena opción para ahorrar.

Si la temperatura de la batería supera los 42 grados también bajará la tasa de refresco para intentar refrigerar mejor el terminal. Es probable que si la batería vuelve a niveles normales de temperatura la tasa de refresco vuelve a su estado de 120 Hz.

Pero las circunstancias más curiosas las encontramos en la ejecución de ciertas aplicaciones. Cuando el terminal abre la aplicación de cámara o Google Maps, la tasa también baja automáticamente. Son aplicaciones que consumen gran cantidad de energía, por lo que el dispositivo intenta equilibrar el gasto bajando la tasa de refresco.

Es algo que el sistema hace de forma automática y que no se puede evitar. No hay una configuración para evitarlo y es bastante probable que Samsung no la incluya en futuras actualizaciones.

¿Es un problema? No, para nada. El mayor caso de frustración lo podemos encontrar a la hora de jugar. Si el juego es muy potente y la temperatura de la batería aumenta por encima de los 42 grados veremos que la tasa baja. Aún así, desconocemos si este caso se repetirá con frecuencia o son casos extremos.

Cuando podamos probar durante varios días uno de estos Samsung Galaxy S20 podremos salir de dudas con la tasa de refresco y su bajada a los 60 Hz en ciertas circunstancias.

Vía | SamMobile

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

18/02/2020 11:10