snapdragon

Samsung sigue trabajando para que la gente se olvide del fracaso del Note 7, y quiere que sus clientes vuelvan a confiar en él. Hemos visto como en estos dos últimos años, Samsung ha dado un cambio radical, empezando por los diseños en sus smartphones. En el año 2014, pudimos ver con el Galaxy S5 que Samsung no se arriesgó en nada, y por ello fue muy criticado. Aprendieron de sus errores y al año siguiente sacaron un nuevo diseño que a día de hoy es una seña en la gama alta, el diseño curvo.


OnePlus compara su carga rápida con la del Google Pixel XL


La pérdida del Note 7 ha sido muy dolorosa para el mercado Android, ya que nos hemos quedado sin un exponente que pueda luchar de tú a tú contra el dispositivo de Apple. Podemos encontrarnos el S7 Edge, pero los amantes de la tecnología podrían rechazar su compra ya que es un dispositivo que se renovará en poco más de tres meses. Ahora falta por ver los Pixel de Google, que todavía no se sabe la fecha en la que llegarán a España, así que de momento, en el mercado Europeo, nos quedamos sin opciones para competir con Apple.

El nuevo procesador de Qualcomm ya es oficial

snapdragon1

El procesador que ha decido poner Samsung en el Note 7 fue el Snapdragon 821, dando confianza a la compañía americana después del mal año que pasaron en 2015 con el modelo 810. Al parecer, los rumores que han escuchado estos últimos meses sobre la colaboración de Samsung y Qualcomm para fabricar los próximos procesadores del año que viene eran ciertos, ya que hoy se ha confirmado que Samsung fabricará el próximo Qualcomm Snapdragon 835.

Este procesador, seguramente, esté fabricado en una tecnología de 10 nanómetros, y los pocos detalles que han comentado han sido que será mucho más veloz, eficiente y que ocupará menos espacio que el antiguo procesador. Este Snapdragon 835 contará con la carga rápida 4.0 y su rendimiento se podría llegar a aumentar un 30% con respecto al Snapdragon 821.

Samsung parece que vuelve a saber cual es el camino para seguir creciendo, y esta puede ser una apuesta muy grande que haga crecer tanto a Qualcomm como a Samsung.


Quick Draw utiliza la inteligencia artificial de Google para saber lo que dibujas