Samsung Charm portada

El mercado de los smartphones está cada vez más saturado, y los beneficios que aporta la venta de estos dispositivos a los grandes fabricantes no seguirá este crecimiento exponencial para siempre. Por este motivo, las empresas de tecnología llevan ya un tiempo centrándose en ofrecer complementos a sus dispositivos, como smartwatches, pulsera inteligentes, gafas de realidad virtual etc.


Fitbit, Apple y Xiaomi dominan el mercado de wereables


Entre todos estos gadgets los más populares son las pulseras cuantificadoras, ya que aportan una buena serie de funciones útiles por un precio mucho más reducido que cualquier smartwatch. Los grandes reyes de este mercado son empresas especializadas como Fitbit o Garmin, pero cada vez los fabricantes de telefonía presionan más como es el caso de Xiaomi con su popular Mi Band. En este caso es Samsung quien se une a la partida con la Samsung Charm.

Samsung apuesta por la moda para diferenciarse

Si bien Samsung ya lleva unos cuantos años fabricando distintos tipos de wearables como la Gear Fit o sus propios smartwatches, siempre les dotaba de tecnologías avanzadas como pantallas táctiles o un gran número de sensores. El éxito de pulseras como la Xiaomi Mi Band quizás les ha abierto los ojos a un nuevo mercado y han decidido presentar la Samsung Charm apostando por añadir un toque más estilizado y atractivo.

Samsung Charm foto 2

Los coreanos saben perfectamente que no pueden competir en precio con muchos fabricantes chinos que ofrecen funciones similares por menos precio, por lo que focalizarse en diseñar un producto atractivo y más orientado a la moda es una buena elección. La pulsera Samsung Charm se sincroniza con la aplicación S Heatlh y cuenta con una batería de 17 mAh, suficiente para 14 días de uso. Estará disponible en los colores negro, blanco y dorado e incorpora un LED para notificar de llamadas, mensajes y otras notificaciones.

A diferencia de otros wearables fabricados por Samsung, este es compatible con cualquier dispositivo Android con una versión igual o superior a KitKat, lo que demuestra que la compañía coreana no quiere limitarse el mercado. La Samsung Charm se pondrá a la venta en Corea, Italia, Francia y Rusia, e irá saliendo en más mercados progresivamente. El precio de salida es de 40€, por lo que no sube excesivamente teniendo en cuenta las cifras a las que nos tiene acostumbrados la marca.


Huawei nos presenta la nueva TalkBand B3


Fuente | Samsung