Redmi K30 vs Redmi K20 ¿Qué ha cambiado?

Llevábamos ya bastantes semanas hablando del Redmi K30 en Pro Android y por fin, este teléfono ha sido presentado hace escasas horas en China. Sabemos por todo lo que nos comentáis en redes, que este terminal será muy polémico por algunos apartados que han cambiado respecto a su antecesor, el Redmi K20. Por eso mismo, hemos querido poner cara a cara estos dos dispositivos de gama media de Redmi y ver todo lo que ha cambiado de una generación a otra, sobre todo cuando hace poco más de medio año desde su presentación.

En Pro Android todavía no hemos tenido la oportunidad de probar el Redmi K30, por lo tanto, esta comparativa será en base a sus características y de forma objetiva, pues hay apartados que pueden cambiar según la calidad de los propios componentes, algo que no podemos saber hasta probar a fondo este Redmi K30. Sin más, os dejamos con todos los cambios entre estos dos terminales.

Dos diseños muy diferentes, tanto tamaño como construcción

El Redmi K20 es un teléfono que nos gustó mucho por su diseño, pues nos ofrecía un aspecto físico digno de la gama alta, pero a un precio mucho más reducido. Esto lo decimos sobre todo por su pantalla, libre de impurezas al contar con una cámara frontal emergente en la parte superior. Esto hacía además que las 6,39 pulgadas de este teléfono no se sintieran grandes, porque sus marcos estaban muy bien aprovechados. Por detrás, cristal con diferentes acabados (eso ya a gusto de cada uno), con tres cámaras centradas en disposición vertical y nada más, porque el lector de huellas lo teníamos en pantalla.

Redmi K30 rojo

Con este Redmi K30, podemos decir que cambia prácticamente todo. No parece una evolución, sino un teléfono completamente diferente. Su pantalla ha crecido hasta las 6,67 pulgadas, por lo que estamos frente a un teléfono de grandes dimensiones y además, la cámara emergente pasa a ser un agujero en pantalla con dos cámaras, por lo que es en formato píldora. La parte trasera también ha sufrido cambios, pues ahora son cuatro las cámaras traseras, también centradas y en vertical, pero rodeadas de un círculo que parece estar texturizado al estilo Huawei Mate 30 y Mate 30 Pro. Tampoco tenemos lector de huellas trasero, pero en este caso, se encuentra en el lateral derecho.

Xiaomi Mi 9T Pro

En cuanto al diseño, solo hay una cosa que podemos echarle en cara a este Redmi K30 y es la desaparición de la cámara emergente. Sí, puede que eso haga al teléfono más grueso o pesado, pero la experiencia de tener una pantalla “completa” está por encima de la de una perforada, sobre todo si el agujero tiene un tamaño considerable.

Características completas: luces y sombras

Como era de esperar, las características de este Redmi K30 se encuentran por encima de las que teníamos en el Redmi K20 y no solo por ser un teléfono 5G (más tarde haremos una aclaración del modelo 4G), sino porque vemos mejora en casi todos los sentidos. Recalcamos el “casi”, porque en un par de apartados no tenemos tan clara la mejora.

 

Primero os dejamos con las características del Redmi K30:

  • Pantalla LCD de 6,67 pulgadas en resolución FullHD+
  • Tasa de refresco de 120 Hz
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 765G
  • 6 u 8 GB de memoria RAM
  • 64, 128 o 256 GB de almacenamiento interno
  • Cuádruple cámara trasera:
    • Sensor principal de 64 megapíxeles IMX686
    • Gran angular de 8 megapíxeles
    • Macro de 5 megapíxeles
    • Retrato de 2 megapíxeles
  • Cámara delantera de 20+2 megapíxeles
  • Cuerpo de metal y cristal
  • USB C, sensor de huellas lateral y jack 3,5 mm
  • NFC, GPS, 5G…
  • Batería de 4.500 mAh con carga rápida (30W)
  • Android 10

Por otro lado, las características del Redmi K20 / Xiaomi Mi 9T, son las siguientes:

  • Pantalla OLED de 6,39 pulgadas en resolución FullHD+
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 730
  • 6 GB de memoria RAM
  • 64 o 128 GB de almacenamiento interno
  • Triple cámara trasera:
    • Principal de 48 megapíxeles IMX582
    • Gran angular de 13 megapíxeles
    • Telefoto de 8 megapíxeles
  • Cámara frontal emergente de 20 megapíxeles
  • Cuerpo de metal y cristal
  • USB C, lector de huellas en pantalla, jack de 3.5 mm
  • NFC, GPS…
  • Batería de 4.000 mAh con carga rápida de 18W

Xiaomi Mi 9T

En la mayoría de apartados vemos un aumento notable de calidad, como es el de la conectividad 5G, la potencia del procesador, la batería (también la carga rápida) o la calidad de la cámara principal. Por otro lado, hay dos apartados que no nos acaban de convencer en esta evolución. El primero de ellos es su pantalla, no por su crecimiento en tamaño, sino por el cambio de OLED a LCD, lo que sí o sí, repercutirá en una peor calidad de imagen. A cambio, tenemos 120 Hz de tasa de refresco, un salto muy positivo a favor de la fluidez.

El otro apartado que nos chirría, es el de sus cámaras secundarias. El gran angular es correcto y necesario, pero más allá de eso, han cambiado una cámara telefoto por una macro y una de profundidad, que se traducen en una cámara inútil y en otra que utilizarás dos días. ¿Nos gusta el Redmi K30? Sin duda, pero no todo es color de rosa, por lo que esperaremos a poder probarlo antes de sacar conclusiones precipitadas. Respecto al Redmi K30 4G, la evolución es la misma, salvo en el procesador, que se queda con el Snapdragon 730G.

Juanjo Segura

Redactor en Pro Android | Apasionado por el mundo Android y por la natación. Siempre dispuesto a ayudar a cualquiera con problemas y/o dudas sobre smartphones. Me gusta cacharrear con cualquier aparato electrónico.

10/12/2019 12:20