20160621_115828

Este año hemos visto muchos cambios en la gama alta de algunas compañías. Una de las más notables ha sido la de Motorola y la de Sony, que han cambiado por completo su estrategia a la hora de ofrecer dispositivos de gama alta. Concretamente Sony ha dejado de lado su gama Z para centrarse en la gama Xperia X que por el momento nos muestra 4 dispositivos renovados. Estos son el Xperia XA, Xperia X, Xperia X Performance y Xperia XA Ultra. Tres de estos dispositivos los pudimos ver en el MWC, pero de manera rápida y sin mucho tiempo.


El nuevo Xperia X Performance cuesta 729 euros 


Hace unos minutos hemos recibido una unidad del Sony Xperia X, lo hemos configurado, y nos dirigimos a darte nuestras primeras impresiones de una manera más calmada y detallada. No entraremos en detalles técnicos, ya que eso lo dejamos para el análisis que veréis en unos días.

Diseño muy bueno con una gran pantalla

Lo primero en lo que te fijas cuando lo sacas de la pantalla es en su nuevo diseño de metal, que va desde los bordes hasta la parte trasera con un aluminio cepillado que le queda realmente bien. Además nuestro color es el oro rosa y decir que le sienta de maravilla, y que la incidencia de la luz hace que se vea realmente bonito. A pesar de querer tener un color rosado, decir que también puede pasar por un color cobrizo muy bonito.

Si pasamos a la pantalla, una de las mejores cosas es la integración de la misma con el chasis del dispositivo, ya que la tecnología 2.5 D hace su trabajo a la perfección y nos deja unos bordes redondeados que dejan un aspecto muy premium. La optimización del espacio en la parte delantera vuelve a dejar algo que desear, como ya no tiene acostumbrados Sony, y a pesar de que es un dispositivo de 5 pulgadas podremos notarlo algo grande en la gano.

No podemos hablar mucho en términos de rendimiento, ya que ni siquiera hemos instalado una aplicación, pero lo poco que hemos estado navegando por los ajustes, decir que se mueve con mucha fluidez y la pantalla nos deja unos buenos colores.

20160621_115815

Por el momento no hemos tocado mucho la cámara, pero parece estar a la altura en las dos fotos que hemos podido hacer. Es un terminal que nos ha gustado nada más salir de la caja, pero que tendremos que ver en acción durante unos cuantos días para dejaros un análisis completo.


Sony Xperia X presume de enfoque en un vídeo