Primeras impresiones del LG G8, esto nos ha parecido la nueva apuesta de LG por la gama alta

Ayer domingo LG presentó los nuevos LG G8 y V50. Ahora que ya os hemos contado todos los detalles de ambos dispositivos, toca probarlos durante unos minutos para poder ofrecer nuestras primeras impresiones. Hemos podido probar ambos terminales durante un tiempo, navegando por su interfaz, haciendo alguna que otra foto y trasteando con sus diferentes funciones. LG ha renovado su G7 con un diseño muy similar, aunque mucho más pulido. Es pronto para contaros cómo envejecerá este terminal o cómo se comporta en el día a día, pero las primeras impresiones del LG G8 nos dejan un buen sabor de boca.

Por el momento no tenemos precio o disponibilidad oficial, aunque LG España ayer nos confirmó que no juegan en la liga de los móviles de 1.000 euros. Esto nos deja pensar que el LG G8 podría estar entre los 700 y los 900 euros. Hay varias versiones, por lo que habrá que esperar. Nosotros probamos todas, aunque la más interesante es la que llega con las tres cámaras traseras.

Un diseño más pulido y más compacto de lo que parece

LG no ha innovado demasiado en diseño con este LG G8. Eso sí, la compañía sí que nos ha dejado con un nuevo sabor de boca a la hora de coger el terminal. Cae a la mano de forma diferente al G7 y también nos parece un dispositivo más compacto. Sus materiales son muy buenos, pues la compañía ha utilizado metal y cristal para conseguir una fusión casi perfecta. La sensación en la mano no podemos decir que sea totalmente diferente a la que ofrece el LG G7, pero sí nos ha parecido un móvil mucho más maduro.

El color negro es el más elegante, aunque nos ha llamado mucho la atención el rojo. Este terminal ofrece un color increíble que por el momento desconocemos si llegará a España o a todos los mercados.

La pantalla muestra unos colores y calidad interesantes, aunque es pronto para poder ofrecer una opinión basada en el uso. Los biseles no están todo lo reducidos que nos gustaría, aunque las 6,1 pulgadas del dispositivo lo dejan como uno de los dispositivos más compactos del mercado.

El lector de huellas está bien situado y nos ha gustado mucho que LG no deje de lado el jack de 3,5 milímetros.

Una cámara completa con el añadido de los gestos

 

Es muy complicado hablar de la cámara probándola solo unos minutos en interiores. Sí le hemos podido echar un vistazo a la aplicación y también a los diferentes modos de disparo. El móvil más completo es el que incluye 3 cámaras traseras, pues ofrece más posibilidades. La calidad de las cámaras parece buena, pero no entraremos a debatir esto sin probar el dispositivo durante varias semanas.

Algo que sí pudimos probar bien fueron los gestos para la cámara delantera. LG lo presentó como una forma de controlar el dispositivo sin tocar la pantalla. Haciendo un gesto sobre la cámara delantera podemos accionar aplicaciones, poner música o incluso subir y bajar el volumen. Es algo que añade tiempo y pasos a dichas acciones, pero que resulta interesante para situaciones en las que no puedes tocar la pantalla por algún motivo.

Un rendimiento de gama alta con poco que destacar

Sí, el LG G8 se comporta como todos los gama alta que hemos probado en el MWC. Es rápido, se mueve bien por la interfaz y puede correr todo tipo de aplicaciones. Es pronto para saber si esto seguirá así una vez tenga decenas de aplicaciones instaladas y hayan pasado unos meses desde su primer inicio. LG peca en algunas ocasiones de una capa de personalización muy pesada y que no es todo lo fluida que debería.

Nosotros no hemos notado esto en nuestros primeros minutos con el LG G8, pero tendremos que esperar a utilizarlo durante un par de semanas para poder contaros nuestra experiencia real del día a día.

En general, nos ha gustado, pero habrá que esperar…

En términos generales, estamos ante un gama alta en toda regla. Su construcción es muy buena, ha mejorado ligeramente el ratio de pantalla y nos parece un dispositivo más compacto. Las cámaras también parecen tener mayor calidad y más opciones, una ventaja respecto al modelo anterior.

La autonomía es algo que, claramente, no podemos probar en unos pocos minutos. Eso sí, LG ha incluido 500 mAh más que en el G7, por lo que debería ofrecer mejores cifras de autonomía.

Pero el factor más importante lo encontramos en el precio. LG dice que no juega en la liga de los 1.000 euros, pero terminales como el S10e, S10, Nokia 9, Mi 9 o Mi MIX 3 5G tampoco lo hacen. Además, todos estos estarán disponibles mucho antes para comprarlos, por lo que LG podría llegar tarde a la renovación de móvil de muchos usuarios.

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

25/02/2019 10:00