Presentado el primer sensor de huellas ultrasónico 3D: así se desbloquearán los móviles de 2019

Cada vez son más los dispositivos de gama alta que optan por incluir un sensor de huellas dactilares debajo de la pantalla. Una de las últimas compañías en hacerlo ha sido Huawei con su Mate 20 Pro. También OnePlus con el 6T. Ambos son buenas soluciones, aunque no están a la altura de la nueva tecnología presentada por Qualcomm. Ayer no solo conocimos las novedades de su nuevo procesador, también cómo será el futuro de los sensores de huellas bajo la pantalla. El fabricante presentó el primer sensor de huellas ultrasónico 3D del mundo. ¿Las ventajas? ¡Muchas y muy necesarias para 2019!

Aunque un sensor de huellas bajo la pantalla es muy avanzado y discreto, sigue funcionando peor que un sensor corriente. La tecnología apenas lleva un año implementada en smartphones reales, por lo que el margen de mejora es muy grande. Esto también ocurrió en su día con la llegada de los sensores de huellas convencionales. Parece que Qualcomm quiere dar un golpe en la mesa y lo conseguirá con su nuevo sensor ultrasónico 3D. 


Filtradas nuevas características del Sony Xperia XZ4: procesador, batería, pantalla…


El nuevo sensor tiene dos ventajas clave para el uso diario

En estos momentos la mayoría de sensores de huellas bajo la pantalla son ópticos. Esto significa que necesitan tener un haz de luz para iluminar la base de la huella y así leer su contenido. El sensor ultrasónico de Qualcomm no funciona de esta manera. No utiliza la luz, sino ondas de sonido que rebotan en la huella y consiguen mapear la superficie. Esto nos deja con dos ventajas clave, aunque se puede sumar una tercera.

  1. Se puede utilizar con los dedos mojados, sucios o grasientos
  2. La superficie para colocar el dedo es más grande
  3. No necesita una previa actuación de la pantalla (haz de luz)

Son este sistema podrás utilizar el sensor de huellas bajo la pantalla incluso con los dedos mojados. Es algo que no se lleva del todo bien con los sensores ópticos, pero que no afectará al nuevo de Qualcomm. Además, el fabricante también ha comunicado que la superficie para colocar el dedo será más grande. Esto nos aporta una ventaja clara, pues algunos sensores actuales cuentan con un radio de actuación muy pequeño, lo que puede provocar fallos continuos.

Por último, este tipo de sensores no necesitan de un haz de luz para funcionar, por lo que no hará falta que la pantalla se encienda a la hora de desbloquear el dispositivo.

Tendremos que esperar para verlo en acción, aunque algunos rumores nos cuentan que el Samsung Galaxy S10 puede ser un claro candidato.


6 móviles pequeños y compactos perfectos para manos pequeñas


Vía | PhoneRadar

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

05/12/2018 09:50