OnePlus 6T vs OnePlus 6: ¿qué cambia? ¿merece la pena comprar el nuevo?

El OnePlus 6T ha sido presentado oficialmente hace tan solo unos minutos. Ya te hemos contado todo lo que debes saber de este dispositivo y ahora toca plantear una pregunta que se están haciendo muchos usuarios. ¿Merece la pena comprar el nuevo OnePlus 6T si tengo un OnePlus 6? Es una pregunta interesante y que todos los usuarios se hacen cuando su actual smartphone se renueva año tras año. Hoy vamos a comparar los aspectos más importantes de ambos terminales para ver si realmente es interesante comprar el nuevo modelo. Si has echado un vistazo al post de presentación sabrás que en muchos aspectos son casi idénticos, pero ahora repasamos uno por uno los cambios.

Este OnePlus 6T sigue consolidado como uno de los gama alta más baratos de todo el mercado, por lo que renovarlo no supone desembolsar tanto dinero como con otros terminales. Vender un OnePlus 6 en el mercado de segunda mano no es complicado si pones un precio atractivo. Puede que por 200 o 250 euros puedas renovar y tener el nuevo terminal. ¿Pero merece la pena?


Xiaomi está trabajando en un juego llamado Survival Game para competir con Fortnite y PUBG


Más pantalla, mismo tamaño y nuevo notch

El cambio más significativo del OnePlus 6T respecto al OnePlus 6 es su diseño frontal. En el nuevo terminal contamos con un notch más pequeño, una pantalla ligeramente más grande y un tamaño casi idéntico que beneficia al 6T. Si el notch no es lo tuyo, posiblemente el nuevo diseño te parezca más atractivo. La muesca ocupa menos espacio en la pantalla y esto hace que pasemos de tener una pantalla de 6,28 a 6,41 pulgadas. El cambio no es muy grande, pero la buena noticia es que el tamaño del cuerpo apenas incrementa. Incluso es más estrecho.

La resolución y tecnología utilizadas son idénticas, por lo que no notarás nada diferenciador en estos aspectos. Eso sí, el formato de la pantalla pasa de 19:9 a 19,5:9. Esto hace que el dispositivo sea ligeramente más alto y algo más estrecho. No supondrá un gran cambio, aunque el aumento de la pantalla siempre es positivo cuando se mantiene el tamaño del cuerpo.

El sensor de huellas ahora está bajo la pantalla

Otra de las grandes novedades es que el sensor de huellas pasa a estar debajo de la pantalla. Es una buena noticia respecto a la innovación, aunque no cuando hablamos de rapidez. Aunque el sensor bajo la pantalla funciona correctamente, debes saber que no es tan rápido como el trasero que monta el OnePlus 6. Acabarás acostumbrándote, pero es algo a recalcar.

El reconocimiento facial ha mejorado gracias al software. Ahora desbloquea en solo 0,34 segundos y se consolida como el más rápido del mundo. Desconocemos si esta característica acabará llegando al OnePlus 6 mediante software. 

Adiós al jack de auriculares

Llegamos al punto negativo de este dispositivo. OnePlus ha decidido optar por una única conexión USB C y carecer de jack 3,5 milímetros. Esto hace que para utilizar tus auriculares de siempre necesites un adaptador. Además, no podrás cargar el móvil mientras escuchas música. Para ello deberás conectar unos auriculares Bluetooth.

Mismas cámaras, diferente software

Ya lo has podido comprobar en la lista de especificaciones que el OnePlus 6T tiene exactamente los mismos sensores que el OnePlus 6. Esto también ocurre en la parte delantera. Todo es exactamente igual excepto el software. OnePlus ha mejorado la inteligencia artificial y añadido mejoras en los algoritmos. Según la compañía la mejora es muy sustancial, aunque lo tendremos que comprobar en el análisis.

Más batería, que se traduce en más autonomía

Aunque la pantalla crece, también lo hace la batería. El OnePlus 6T estrena una célula de 3.700 mAh frente a los 3.300 mAh de su antecesor. Es uno de los puntos más interesantes de la comparativa, pues el aumento de la pantalla no es suficiente como para traducirse en un aumento  equilibrado. El OnePlus 6T tendrá más autonomía y este punto es verdaderamente importante a la hora de renovar el dispositivo.

¿Merece la pena el cambio?

Estamos ante dos dispositivos que cuentan con unas características muy similares. No hay diferencia en rendimiento y lo único que puede hacernos desear el cambio es el diseño. Eso sí, debemos tener en cuenta que el OnePlus 6T es ligeramente más caro: el modelo básico cuesta 549 euros. Tienes disponible un modelo con 256 GB de almacenamiento y 8 GB de RAM, eso sí, tendrás que pagar 629 euros por él. 

Este aumento de precio no está del todo justificado y con el cambio conseguirás cambiar ligeramente de diseño, tener un sensor de huellas en la pantalla y aumentar la autonomía. Eso sí, perderás el jack de audio. Ahora eres tú el que debe decidir si merece la pena vender tu OnePlus 6 y aportar un poco más para contar con las novedades que ha presentado el OnePlus 6T. Nosotros no creemos que sea del todo necesario, pero la última decisión la tienes tú.


Ofertas del día de Amazon: Xiaomi Mi A2 de 64 GB por menos de 200 euros


 

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

29/10/2018 17:26