No compres un cargador rápido para tu smartphone por estos 2 motivos

Si tienes un smartphone con una batería bastante justa es posible que hayas pensado en comprar un cargador más rápido. Si el dispositivo tiene un tiempo o es muy económico es posible que el cargador original no fuese demasiado potente y tarde mucho en recargar la batería. Hoy te vamos a dar dos motivos por los que no deberías comprar un cargador rápido para tu móvil. Uno está relacionado con la compatibilidad y otro con la degradación de la batería.

Puede que tu móvil no admita carga rápida

Es fácil pensar que si compras un cargador rápido y potente tu batería tardará menos tiempo en cargarse del 0 al 100%. La teoría es exactamente esa, pero hay más factores que debes tener en cuenta. El más importante es saber qué carga rápida admite tu smartphone. No por el hecho de comprar un cargador de 50 o 60W vas a poder cargar el móvil más rápidamente.

Por lo general, todos los dispositivos admiten una carga rápida máxima que se controla en el módulo de carga. Debes cerciorarte cuál es la carga rápida máxima admitida para comprar un cargador adecuado.

Si tu móvil tiene mucho tiempo o es de gama baja puede que admita 15 o 20W, por lo que gastar dinero en un cargador muy potente no servirá para nada. Aunque el cargador dé una potencia de 50W esta no será aprovechada por el smartphone, pues el puerto de carga admitirá, como mucho, 20W.

Es importante que busques qué capacidad de carga tiene tu smartphone, pues es probable que si se trata de un móvil económico no merezca la pena gastar dinero en un nuevo cargador rápido. Y si admite una carga rápida muy veloz ahora te vamos a contar por qué tampoco deberías comprarlo.

Utilizar siempre la carga rápida dañará tu batería

Te lo hemos contado en infinidad de ocasiones: la carga rápida no es buena para tu dispositivo. Los fabricantes se están esforzando en decirte que no pasa nada y que es mejor una carga cuanto más rápida mejor. La realidad es que utilizar carga rápida diariamente puede hacer que tu batería tenga una vida útil mucho más reducida.

Cargar todos los días a 50 o 60W puede hacer que tu smartphone reduzca la capacidad máxima de mAh en un 15 o 20% después de un año de uso. Esto significa que la batería, cargada al 100%, durará mucho menos que cuando compraste el dispositivo.

Esta degradación siempre está, pero se acelera mucho más cuando utilizas un cargador rápido todos los días. Con esto queremos recomendarte que cargues tu móvil con un cargador modesto de 10 o 15W y no mucho más. La carga será mucho más lenta, pero la vida útil de tu batería será mayor.

Puedes comprar un cargador rápido, por supuesto, pero nuestra recomendación es que no lo utilices a diario. Puedes hacer uso de él solo cuando de verdad necesites una carga en pocos minutos.

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

27/08/2021 19:51