20160518_202848

La gama media en Android es una de las más importantes. Además tenemos una cantidad de terminales casi infinitos en el mercado mundial. Pero si nos ponemos un tanto patrióticos podemos ver como en nuestro país contamos con grandes apuestas, las cuales vienen directamente desde empresas españolas. Hace unos días nos llegó el nuevo MyWigo City 2, la nueva apuesta de la compañía por la gama media.


Analizamos MyWigo World: la app de asistencia técnica para los MyWigo 


Con el anuncio de este dispositivo la compañía también ha visto cómo su filosofía e imagen han cambiado drásticamente,  ahora enfocando más el mercado joven, con dispositivos equilibrados a un precio realmente competente. Si estabas pensando en comprar un dispositivo de gama media en España, no dudes en leer este análisis, ya que hemos pasado dos semanas con el City 2.

  • Pantalla de 5,5 pulgadas en HD
  • Procesador MediaTek 6735 de cuatro núcleos
  • 2 GB de memoria RAM
  • 32 GB de almacenamiento
  • Cámara trasera de 13 megapíxeles con sensor Samsung
  • Cámara frontal de 5 megapíxeles
  • Cuerpo de plástico
  • Sensor de huellas dactilar
  • Batería de 3.000 mAh
  • Android 5.1 Lollipop
  • 4G LTE

Diseño

20160518_202653

Cómo ya os anunciamos en las primeras impresiones, el diseño del nuevo MyWigo City 2 nos ha gustado bastante, dejando unas líneas bastante modernas, algo difícil de plasmar en el plástico. No vemos ninguna parte de metal, y es lo que en principio nos puede echar un poco para atrás si comparamos los materiales de la competencia, pero aún así cuenta con unos bordes muy conseguidos.

En la mano el dispositivo se siente realmente ligero y sin duda muy ergonómico gracias a la pequeña curva de lateral a lateral con la que cuenta la parte trasera. Su tapa es extraíble, aunque no nos permitirá retirar la batería para cambiarla por otra, sino que su función es instalar las tarjetas SIM y de memoria. El altavoz se encuentra en la parte trasera, y aunque contemos con dos filas de agujeros, el sonido solo saldrá por una de ellas, el lado izquierdo.

Sin duda se trata de un terminal con un diseño bastante decente, que cumple perfectamente una vez lo tenemos en la mano.

Pantalla

Llegamos a uno de los puntos más interesantes, ya que a simple vista podemos ver como cuenta con una resolución por debajo de lo que estamos acostumbrados en pantallas de 5,5 pulgadas. Decir que tanto los colores como la resolución cumplen y por lo tanto no veremos grandes aberraciones la imagen borrosa por tener esta resolución. Se trata de panel IPS que muestra los colores de manera muy viva sin llegar a saturar en exceso. Un uso de los blancos muy correctos y de los negros algo flojo, aunque ya sabemos que no es el punto fuerte de este tipo de paneles.

Algo que sí podemos echarle en cara al dispositivo es el nivel de brillo, el cual se nos ha hecho algo bajo en condiciones de luz solar directa. Su máximo nivel no es suficiente para poder usar el terminal todo lo bien que nos gustaría en exteriores, aunque en interiores cumple a la perfección.

Si venimos de un terminal que tenga una mala tactilidad, en este MyWigo no tendremos que preocuparnos, ya que nos ha sorprendido la velocidad de respuesta y la baja presión con la que el panel detecta nuestra pulsación. A pesar de la resolución se trata de uno de los mejores puntos de este terminal, donde la apuesta por el HD nos deja fluidez y más autonomía que la competencia.

Hardware y Software

20160518_202659

No estamos frente al terminal más potente de la gama media, pero de igual manera nos ha dejado buenas sensaciones a la hora de correr Android. Nada más encender el dispositivo notas que cuenta con una fluidez bastante mayor a la que vemos en otros dispositivos, siendo su procesador un MediaTek 6735. No se trata de un mal SoC, pero en el mercado actual tenemos mejores procesadores, incluso sin salir de MediaTek.

En rendimiento nos ha dejado como esperábamos. Sus 2 GB de memoria RAM junto con el procesador son capaces de correr perfectamente el sistema, incluso cuando tenemos varias aplicaciones abiertas al mismo tiempo. Donde sí notamos que falta algo de potencia es al correr juegos que requieren mucha utilización de la GPU. Podemos llegar a correr juegos con potentes gráficos, pero la experiencia no será del todo óptima.

Uno de los motivos por los que el smartphone cuenta con tal fluidez, es la capa de personalización que lleva, la cual nos deja Android Stock, sin prácticamente modificaciones y sin ninguna aplicación preinstalada. No hay mucho que contar sobre este apartado, ya que corre Android 5.1 Lollipop sin modificación alguna.

Cámaras

Llegamos a uno de los puntos donde el terminal flojea. Sus 13 megapíxeles con sensor Samsung no nos han dejado una experiencia muy gratificante y para poder hacer tomas con algo de calidad hemos requerido de mucho tiempo y diferentes ajustes.

El tiempo de enfoque no es el que nos gustaría, además de contar con mucho ruido en la fase previa al disparo. En interiores nos cuesta adaptarnos a los niveles de luz para que no veamos demasiado ruido y en exteriores, si contamos con una luz buena podemos sacar alguna fotografía decente, aunque con una saturación de los colores algo mejorable.

La cámara delantera más de lo mismo, en interiores nos cuesta sacar fotografías sin granulado, pero en exteriores se comporta mejor si tenemos una buena fuente de luz. Su aplicación es sencilla, pensada para disparar nada más abrir la cámara, pero para los más “pros” contamos con un modo manual.

Es uno de los apartados donde nos queda saber qué MyWigo todavía tiene que mejorar en alguno de los puntos.

Multimedia, autonomía y sensor de huellas

En lo que se refiere a audio, el smartphone cuenta con un solo altavoz en la parte inferior, con el cual podremos escuchar música, películas y demás. Eso sí, no esperéis tener un sonido muy alto, ya que tanto el volumen como la calidad son algo mejorables. Estamos frente a un altavoz neutro, que no es de los peores, pero tampoco será el mejor que hayas probado.

En términos de autonomía, el terminal cumple bastante bien, ya que podemos llegar al final del día sin problema, aunque le demos un uso al dispositivo bastante alto. Sus 3.000 mAh serán suficiente para la mayoría de usuarios y podremos llegar al final del día con un 20% usando el móvil de manera normal.

20160518_202638

El que sí merece mención especial es su sensor de huellas. Podemos decir que es el mejor que hemos probado en la gama media. Podemos configurar hasta 5 huellas y no será necesario pulsar el botón de bloqueo para activarlo, ya que con solo poner el dedo sobre el sensor se desbloqueará al instante. Pero tampoco es necesario tenerlo en el sensor, ya que simplemente con darle un toque imprimiendo bien la huella será suficiente. Necesitaremos una pequeña curva de aprendizaje, pero una vez lo tengamos dominado será toda una maravilla. Si duda le planta cara a los sensores de huellas que vemos en la gama alta.

Conclusiones

Sin duda estamos frente a una de las mejores opciones que nos brinda la gama media española, con un hardware comedido que cumple muy bien, una pantalla grande con un buen panel y la implantación de un sensor de huellas que funciona a la perfección. Nos deja un sabor de boca algo agridulce con el apartado fotográfico, pero esperemos que aprendan y puedan solucionar algo mediante actualizaciones. Es un smartphone que recomendamos, ya que podemos tener todo lo necesario por menos de 180 euros.

MyWigo City 2 por 179 euros