cameras-smartphone-lg-g5

Desde que el nuevo terminal de LG salió a la luz, hemos visto varios puntos de vista acerca de su diseño. Nosotros ya os contamos qué nos pareció en una primera estancia, y seguimos pensando que cuando sostienes el LG G5 en la mano, no cuentas con la sensación premium que nos otorgan otros dispositivos de la misma gama, incluso terminales de menor valor. LG anunció que su terminal está fabricado en aluminio, dando un gran paso en materiales de construcción que no veíamos anteriormente en la compañía.

Completamente de metal, pero con una pintura muy gruesa

Desde que os trajimos el vídeo donde el LG G5 era sometido a unas pruebas de resistencia, con punzones y fuego, mucha gente ha empezado a dudar sobre los materiales de este G5. Todo el mundo puede ver -en el vídeo- como la parte trasera del terminal cuando se raya, deja aparecer una capa que no es característica del metal. Gracias a esto empezaron a surgir las dudas sobre si LG había engañado con el material de la parte trasera del terminal.

Gracias a los chicos de PhoneArena podemos saber más acerca de los materiales utilizado y de las técnicas, que en este caso son las más interesantes. Según LG, ellos utilizan una técnica de pintura con imprimación, la cual se funde con la pieza de metal virgen. Esto no es una técnica nueva en el mundo, pero muchos puede que no la conozcan. Claramente la pintura no es metal, y por este motivo la capa que vemos en la parte trasera cuando hincamos un punzón, es la pintura del terminal. 

LG comenta que tanto los coches, como los aviones, utilizan técnicas parecidas, y que no por eso se pone en duda que sean de metal. Sin duda es un buen argumento, pero nosotros lanzamos una pregunta. ¿Para qué queremos metal si no conseguimos el tacto premium?

Fuente | PhoneArena