DSC04906

Seguramente sepas que hace unos días se presentó el nuevo LG G5. Sin duda es uno de los mejores terminales que podemos ver en todo el MWC, aunque hay algunas cosas que no nos han gustado del todo, las cuales podéis ver en la toma de contacto que hemos hecho. Pero aun siendo de los mejores terminales, su principal competidor no es el Samsung Galaxy S7, es más, está dentro de la misma compañía.

El LG G4 sigue dando mucha guerra

Cuando cuando LG presentó el nuevo terminal ya sabíamos como sería el diseño y algunas de sus especificaciones, pero todo se confirmó y vimos como LG apostaba por la novedad. Esta novedad ya se empieza a cuestionar solo 3 días después de que el teléfono se haya presentado. No es un mal dispositivo, pero nos encontramos con algunos puntos donde no parece un gama pro.

Además, la pantalla del nuevo terminal baja hasta las 5,3 pulgadas, algo que no gustará mucho sabiendo lo que es capaz de hacer LG en los diseños de sus dispositivos. Por todo esto, podemos decir que el LG G4, terminal que no tiene ni un año de vida puede plantar cara perfectamente al nuevo dispositivo de la compañía.

Si comparas los dos dispositivos, podemos ver como la pantalla es algo más grande en el G4, con unos márgenes ínfimos. El procesador es mucho más nuevo el Snapdragon 820, pero el 808 en el G4 todavía tiene mucha guerra que dar y puede hacer lo mismo que el último SoC de Qualcomm en cuanto a rendimiento se refiere.

En cuento a materiales de construcción, está claro que el aluminio es una buena apuesta, pero el cuero de LG es algo único y con lo que conseguimos un terminal muy vistoso y elegante. Por no habla de los botones en la parte trasera, que una vez te has acostumbrado a ellos no quieres cambiarlos por nada.

Si a todo esto le sumamos que el LG G5 saldrá al mercado por unos 650 euros y que el LG puedes encontrarlo en ofertas flash por unos 300 euros actualmente, seguro que estáis de acuerdo con que posiblemente el G4 sea el mayor competidor del nuevo LG G5.

¿Qué opinas tú?