samsung-galaxy-note-7-

Siempre que recordamos el fiasco del Galaxy Note 7 nos preguntamos cómo una compañía así puede tener este fallo de seguridad tan importante, el cual puede acabar con la vida de una persona si las cosas se ponen feas en un incendio. Hace unos días os contamos que Samsung lanzaría un informe en diciembre con la resolución del caso, donde nos contaría qué fue exactamente lo que llevó a incendiarse a los Note 7. 


Estos son los teléfonos Huawei que actualizarán a Nougat 


Pues bien, hoy no tenemos dicho informe, pero tenemos acceso a un completo análisis sobre el problema, que ha sido realizado por Instrumental. Dicha compañía se dedica a analizar los fallos de hardware de algunas compañías y dar un soporte para resolverlos de la mejor manera. Hoy se ha pronunciado sobre Samsung y lo que nos cuentan es sin duda un buen palo para la compañía.

Samsung lo sabía y aún así decidieron arriesgar

La gente de Instrumental tiene amplios conocimientos sobre ingeniería y están tan cualificados como los que trabajan en Samsung, o más, después de ver lo que han permitido. Según el informe, Samsung sabía a lo que se arriesgaba cuando lanzó el Note 7 al mercado. La batería está diseñada para poder albergar la máxima capacidad en el mínimo espacio posible, y para ello es necesario comprimir todas sus partes hasta unos límites que Samsung ha sobrepasado.

descarga

Pero no solo el diseño de la propia batería tiene el problema, sino también el chasis del dispositivo. El hueco que han dejado los ingenieros para poder albergar la batería, es sumamente pequeño, y cuenta con unos márgenes ínfimos. 

Cuando una batería de litio se agota, sufre un pequeño hinchado, que pasa en todos los dispositivos. Si el margen que tiene la batería no es suficiente, puede ser sometida a presión gracias a los componentes interiores y hacer que las capas positivas y negativas de la batería se toquen, provocando lo que ya hemos visto en muchas ocasiones con el Note 7. 

Según Instrumental, Samsung sabía perfectamente a lo que se enfrentaba, ya que cualquier ingeniero es capaz de detectar el fallo con un pequeño análisis de la situación. Esto nos deja saber que Samsung no ha puesto demasiado énfasis en la seguridad del terminal, algo que sin duda le ha salido muy caro. Veremos qué nos cuenta la propia compañía en su informe, el cual debería ser igual que el de Instrumental, pero no creemos que nos cuenten tanta información, ni tan real.

Fuente | Instrumental


Tener el NFC activado no gasta tanta batería como piensas