1-4

Una de las cosas que más nos gusta de los lanzamientos, es ver todos los análisis, pruebas y maltratos que se le hacen a los terminales en cuestión. De esta forma podemos saber mucho más acerca del teléfono que tenemos pensado comprar. Posiblemente alguna vez querías un dispositivo y gracias las pruebas has decidido que no era el mejor para tu uso. El otro día os enseñamos una prueba de resistencia del LG G5, la cual nos dejaba con un sabor de boca agridulce. Hoy tenemos una prueba algo diferente pero que es muy interesante para los manitas que deciden arreglar sus terminales.

El LG G5 es fácil de desmontar y reparar

Hay algo en lo que parece que el LG G5 destroza al Galaxy S7, y esto es en la complicación para desmontar el terminal. iFixit hoy nos ha dejado un vídeo en el que podemos ver claramente como se desmonta por completo el nuevo dispositivo, y podemos llegar a decir que es mucho más fácil desempeñar este trabajo en el LG G5.

No sabemos muy bien la razón, pero LG ha decidido que su nuevo terminal sea más fácil de desmontar que los terminales de la competencia. Una de las razones por la que es más fácil son los módulos, ya que gracias a que podemos quitar la parte inferior, tenemos mejor acceso a los tornillos. Eso no es así en terminales que no se puede quitar la batería, ya que no tenemos un acceso directo.

En el siguiente vídeo podemos ver paso a paso como desmontar el nuevo buque insignia de LG. Sin duda puede venirte muy bien si te dedicas a reparar dispositivos, o si para ti el grado de reparabilidad es importante en la compra de un dispositivo.

¿Qué te parece el LG G5 por dentro? 

Fuente | iFixit