Hydrogen OS

OnePlus tiene las cosas muy claras en cuanto a software se refiere, de aquí a su próximo lanzamiento, suponemos que rondando el verano, la idea de la compañía es mantener actualizados sus dos buques insignia, mejorando cada cuanto menos, mejor, sus capas de personalización sobre Android. En este caso llega una nueva versión de Hydrogen OS: Hydrogen 3.0.


OnePlus fusionará Hydrogen y OxygenOS


Hydrogen OS llegó de la mano de OnePlus para ser la capa de personalización de la marca dentro de China. Mantiene un diseño muy similar al de Oxygen OS, pero sufre varios cambios con respecto a la versión que conoce el resto del mundo. Se sabe que la idea de OnePlus es acabar unificando ambas versiones pero, de momento, las noticias que nos llegan son las de las actualizaciones por separado.

Hydrogen 3.0 sigue mejorando por separado

OnePlus 3T

Esta vez Hydrogen llega en su versión 3.0 bajo una actualización que ocupa 1,2 GB. Una descarga, como es normal, bastante densa, y es que el salto a una versión diferente siempre suele conllevar un cambio bastante grande, en este caso el salto se dará desde la actual 2.5, versión que llevaba ya un tiempo en los terminales chinos de la marca (recordamos que Hydrogen OS solo es para los dispositivos chinos).

Por suerte, si no tienes un OnePlus 3 o un OnePlus 3T que sean chinos, ya es posible descargar Hydrogen 3.0 desde el propio foro de OnePlus o desde el foro XDA. La instalación en estos casos, como es evidente, deberá ser de forma manual mediante flasheo. Si necesitáis información a cerca de esto, en el foro de XDA podréis encontrar todo tipo de tutoriales (en inglés, eso sí) para la instalación.

Una mejora poco funcional

Como punto fuerte en Hydrogen 3.0 no encontraremos ninguna funcionalidad deslumbrante, sino más bien una mejora en la interfaz de usuario que proporcionará un experiencia de uso mejor, y, según reporte de los primeros usuarios en probarla, una mejora en la batería. Punto que si en el OnePlus 3T no supone gran cosa, en el OnePlus 3 sí que es un aliciente suficientemente importante como para querer probarla.