Los Google Pixel 4 están parcialmente fabricados en plástico

Desde su lanzamiento, los Google Pixel 4 han estado envueltos en polémicas a raíz de diferentes elementos en su hoja de características. Si bien su diseño o batería no es lo esperado para un teléfono con este precio, siguen siendo buenos dispositivos, aunque hace poco comprobamos que no tenían una buena resistencia. Este problema lo achacamos al diseño que habían escogido desde Google, que colocaban las franjas para las antenas en zonas de tensión, pero ahora sabemos que no solo fue por eso.

Al igual que con el test de resistencia, lo que ahora os vamos a contar lo hemos sabido gracias al último vídeo subido por Zack, el dueño del canal de JerryRigEverything. En él, podemos ver el desmontaje completo del Google Pixel 4 XL, pero nosotros nos hemos centrado en un detalle, pues la construcción de estos últimos flagship de Google no es tan premium como cabría esperar por el precio a pagar.

Los marcos de los Google Pixel 4 están construidos en plástico

El desmontaje del Google Pixel 4 XL avanza sin complicaciones. El teléfono no parece excesivamente complicado de reparar, sobre todo elementos como la parte trasera o el puerto de carga, los cuales suelen ser algunas de las reparaciones más comunes. Nos ha sorprendido la cantidad de conectores tipo lego que tiene este Pixel 4 XL, pero eso indica muchos elementos individuales, lo que implica una sustitución más sencilla y por tanto, económica.

Hasta aquí todo bien. En el vídeo podemos ver que el chasis del teléfono, donde está sujetada la pantalla y donde se atornilla la placa base, está fabricada en aluminio. Esto se hace mediante una CNC que da forma a un bloque del metal. El problema viene en los laterales del terminal, que están construidos en plástico, a pesar de lo que se pensaba. Google habría recubierto el plástico de los laterales con una fina capa metálica y posteriormente la gruesa pintura negra en todas las versiones de color.

Ese plástico de los laterales habría sido uno de los principales responsables de la rotura en la zona de las antenas, pues es un material más débil que el aluminio, tal y como pudimos ver en su prueba de resistencia. La verdad es que estos Google Pixel 4 están enterrándose a sí mismos. Ha pasado más de un mes desde su anuncio y seguimos viendo escándalos a su alrededor. La verdad es que el plástico no es un buen material de construcción para un teléfono cuya versión más económica cuesta 759 euros.

Juanjo Segura

Redactor en Pro Android | Apasionado por el mundo Android y por la natación. Siempre dispuesto a ayudar a cualquiera con problemas y/o dudas sobre smartphones. Me gusta cacharrear con cualquier aparato electrónico.

19/11/2019 17:30