nose-app-by-nivea

La tecnología avanza a pasos agigantados. Podemos ver como cada vez más cosas de la vida diaria están condicionadas por la telefonía móvil, hasta puntos que ni nos imaginamos. Hoy mismo os hemos contado como en una ciudad alemana se ha colocado un semáforo para los adictos al teléfono móvil, algo que sin duda está dando mucho que hablar.

Pero nuestros terminales también sirven para darnos mucha información. Ahora podemos tener controlado nuestro ritmo cardiaco, y vemos cómo se está empezando a investigar el uso de los módulos para fines médicos. ¿Os imagináis un LG G5 con un módulo para medir el nivel de azúcar en sangre?

Tu smartphone podrá olerte para darte información

Hoy mismo conocíamos la noticia, y nos hemos quedado igual de sorprendidos que vosotros en unos instantes. Nivea ha desarrollado una funda para nuestros móviles que nos huele el sobaco y nos dice si necesitamos lavarnos o echarnos algún producto de higiene.

Sí, cómo lo estáis leyendo. A través de una serie de chips y detectores, la funda -la cual hay que sincronizar con nuestro smartphone- es capaz de decirnos si olemos mal o por el contrario estamos limpios y no es necesario echarse ningún tipo de desodorante o lavarse.

Todo esto está comandado por una aplicación de la compañía y tendremos varios modos de olor. Según la compañía, el algoritmo que han desarrollado ha aprendido de más de 4.000 olores de sudor diferentes, con lo cual está preparado para ofrecernos un veredicto razonable y que no es elegido al azar.

Tendremos fundas para iPhone y para algunos terminales Android, así como la aplicación en cada una de las tiendas correspondientes. Hasta ahora no habíamos visto nada parecido, y nos deja saber que la tecnología que los fabricantes no implementan en sus dispositivos podemos conseguirla a través de una funda muy sencilla.

 

No sabemos el precio de dicha funda, pero al parecer se venderá en un pack de higiene personal. Cuidado porque puede ser un regalo muy interesante para tu novio geek, al cual le huele el sobaco y no sabes como decírselo.