Esto es lo que cuesta fabricar un Samsung Galaxy S10+ componente a componente

Hace unos días que se presentó de forma oficial el Samsung Galaxy S10+. El terminal vino junto con dos modelos más de gama alta, el Galaxy S10 y Galaxy S10e. Hoy nos centraremos en el más potente y grande de los tres. Gracias a Techinsights podemos saber el coste real del Samsung Galaxy S10+. Esto no es algo nuevo, pues esta compañía analiza cada dispositivo importante que se presenta para dejarnos con el valor real de cada componente. Después, basta con hacer una simple suma y sacar el valor del dispositivo. Eso sí, en este tipo de análisis no se dan detalles sobre los costes extras, simplemente sobre los componentes y el precio de su ensamblaje.

Lanzar un móvil al mercado no es solo coger los componentes y ensamblarlo. Existen meses de desarrollo previos, marketing, envíos, impuestos y todo tipo de gastos extra que aumentan el precio base del dispositivo. Por supuesto, después debemos sumar el margen que tiene Samsung sobre cada dispositivo y el margen en caso de que lo venda un tercero.

Montar un Samsung Galaxy S10+ cuesta 420 dólares o 370 euros

Efectivamente, el monto de todos los componentes y ensamblaje del dispositivo asciende hasta los 420 dólares, que a su vez son unos 370 euros. Puede parecer un precio muy bajo para un dispositivo que se vende por 1.009 euros, pero debemos tener en cuenta que hay muchos más costes detrás de los componentes y el ensamblaje de los mismos. Eso sí, esto no quiere decir que Samsung no gane mucho dinero con cada dispositivo que vende.

Si le echamos un vistazo a la lista de componentes podemos ver que el más caro es la pantalla AMOLED de 6,4 pulgadas. Tiene un coste de 86,50 dólares, algo normal sabiendo que estamos ante uno de los elementos más importantes. Le sigue el Exynos 9820, ya que este procesador tiene un coste de 70,50 dólares. La buena noticia para Samsung es, que la compañía ha conseguido reducir el coste de este chip en unos 10 dólares.

Los chips de memoria RAM y almacenamiento tienen un coste de unos 50 dólares, mientras que la batería baja hasta los 10,50 dólares. Ensamblar todo el terminal tiene un coste de 34,50 dólares para la compañía, por lo que el total es de 420 dólares estadounidenses.

Desconocemos cuál es el margen que le queda a Samsung después de incluir en la lista los costes de marketing, envíos, impuestos y márgenes de terceros. Eso sí, podemos sacar en claro que todos los componentes del Galaxy S10+ suman un valor más grande que el de algunos gama alta lanzados en 2019.

Fuente | Techinsights

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

04/03/2019 10:23