Cómo evitar qué ocurra esto en tu móvil: el peligro de las baterías hinchadas

Si comenzamos por el principio debemos contarte que es muy poco probable que tu batería acabe hinchada por utilizar tu móvil de forma normal. Que la tapa trasera de tu dispositivo se levante es algo poco común, pero que puede pasar. Hoy te vamos a contar cómo evitarlo, sobre todo con los dispositivos que ya no utilizas y que guardas en un cajón. Además, es algo que podrás poner en práctica con casi cualquier aparato que tenga una batería. Es algo muy peligroso que no solo puede poner en peligro tu móvil, sino también a ti mismo.

Una batería hinchada es una pequeña bomba de bolsillo

Cuando una batería se hincha no hay vuelta atrás: no se puede arreglar y debes desecharla. Cuando una batería se hincha lo más normal es que el ánodo y el cátodo se hayan tocado entre sí y hayan hecho un corto. Esto conlleva una reacción en cadena con los diferentes componentes del interior y hace que se generen una serie de gases que hinchan la batería.

Si no está pinchada y su sellado es bueno los gases no escapan y por lo tanto la célula se hincha. Este hinchazón puede hacer que la tapa trasera de tu móvil se despegue. Que esto pase es poco común, pero es posible que a lo largo de tu vida te ocurra con algún dispositivo.

Una batería hinchada es una pequeña bomba de bolsillo que debes desechar cuanto antes. No intentes seguir utilizando tu dispositivo, pues podrías tener problemas. Si la batería se sigue hinchando acabará rompiéndose y haciendo que los gases y los productos salgan. Estos son bastante perjudiciales para el ser humano y pueden provocar incendios muy graves o incluso una pequeña explosión.

Ya ha habido casos en los que casas enteras o habitaciones han ardido por una batería hinchada de móvil. Además, es algo que puede pasar en apenas unas horas sin que te des cuenta. Si te ocurre esto deberías sacar la batería y llevarla a un sitio específico.

¿Por qué se hincha la batería de un móvil?

Black Shark 3 Pro

Hay varios motivos por los que una batería puede estar hinchada, pero los más comunes son dos: golpes fuertes y drenajes extremos. El primero es sencillo de entender: si tu móvil se lleva un golpe muy fuerte la batería podría pincharse o doblarse y hacer que sus componentes internos se toquen. Esto desembocaría en una reacción en cadena que suele provocar un hinchazón rápido en la batería.

El segundo caso más probable ocurre cuando dejas de utilizar un dispositivo móvil. Cuando guardas un smartphone en un cajón sueles hacerlo con muy poca autonomía, algo que no es nada bueno para la batería.

Ya te hemos contado en repetidas ocasiones que una célula de móvil sufre un estrés muy importante cuando está casi descargada. Este estrés suele durar poco, pues acabas cargando el móvil unos minutos más tarde.

Cuando dejas un móvil en un cajón este estrés se prolonga y no cesa. La batería poco a poco se va agotando y estos niveles de estrés tan altos y prolongados en el tiempo hacen que la batería se hinche poco a poco.

Esto no es algo tan poco común en los smartphones o dispositivos con batería. Si dejas un terminal guardado varios meses en un cajón con la batería casi agotada es probable que acabe con la batería hinchada.

Y ya sabes que esto es un peligro, pues podría romperse e incendiar tu casa. Puede sonar como una locura o un dato sacado de una película de ciencia ficción, pero la realidad es que no.

Cómo evitar que la batería de tu móvil se hinche

Batería de teléfonos

Lo primero que debes hacer es intentar no golpear tu smartphone o someterlo a mucha presión en en los bolsillos. Esta presión podría desembocar en un toque del ánodo y el cátodo con un resultado bastante malo.

La segunda recomendación es que guardes los dispositivos sin batería. Sabemos que esto no es nada fácil para los dispositivos ‘unibody’, pero es lo mejor. Si no puedes quitar la batería es muy recomendable que guardes el dispositivo con un 60 o 70% de autonomía. Así te asegurarás que el consumo residual no agote la batería en varios meses. Sacarlo cada pocos meses, utilizarlo unos minutos, recargarlo y volver a guardarlo sería el escenario ideal.

El verano es una época en la que este suceso es más propenso. Dejar el móvil casi descargado y al sol durante varias horas puede hacer que la batería sufra considerablemente y se hinche. Es muy recomendable mantener el dispositivo siempre a la sombra y no descargarlo por completo en situaciones de calor o frío extremo.

Ya te hemos contado que es muy poco probable que la batería de tu dispositivo se hinche cuando lo estás utilizando, pero que sea poco probable no significa que sea imposible. Y la cosa cambia cuando se trata de dispositivos guardados en un cajón, pues a gran parte de los usuarios les ha pasado alguna vez encontrarse uno de sus móviles antiguos con la batería hinchada.

Quelian Sanz

Redactor en Pro Android | Apasionado de ese Androide verde que tanto esconde. Se comenta que tecleo sobre actualidad. Me gusta probarlo todo en este mundo de la tecnología. Los gusanos se comen a las manzanas. Enamorado de lo que una gran mayoría llama ruido. Twitter

22/06/2021 19:27