BQ Aquaris X2 Pro VS Samsung Galaxy A8

La gama media premium es un mercado con una clara tendencia al alza, y hoy os traemos la comparativa de dos de sus grandes exponentes: el BQ Aquaris X2 Pro y el Samsung Galaxy A8. Actualmente el BQ tiene un precio de 379 euros (64GB de almacenamiento) y el Galaxy A8 cuesta 329 euros (32 GB almacenamiento), aunque salió a 499 euros originalmente. Se trata de dos móviles muy completos y que apuestan por la relación calidad/precio, aunque son muy diferentes entre sí. Si quieres conocer cuál es el más idóneo para ti, has llegado al sitio correcto.

Los hemos probado durante más de dos semanas, y hoy compartimos nuestra experiencia en todos los apartados: desde el rendimiento en juegos potentes hasta los resultados fotográficos que nos ofrecen, para que podamos concluir cuál es el gama media premium más recomendable a día de hoy. Dicho esto, pasamos a comentar los resultados que hemos obtenido al enfrentar estos dos terminales.

Empezamos por su diseño y construcción

bq aquaris x2 pro samsung galaxy a8

Los dos dispositivos tienen un diseño premium, apostando por el cristal en la parte trasera, marcos bastante pequeños y por no tener notch. En cuanto a tamaño, son prácticamente calcados en las 3 dimensiones, compartiendo incluso el grosor de 8.4 mm. La diferencia de peso también es mínima, a favor del BQ que pesa 168 gramos, por los 172 del A8.

A favor del Samsung, su resistencia al agua es superior, ya que cuenta con IP68, versus el IP52 del BQ. A favor del BQ, el sensor de huellas es más grande y rápido (a la vez que en el Samsung es fácil ensuciar la cámara, ya que está justo encima ). Ambos comparten un punto a favor: la presencia de USB – C y del jack de auriculares. En global, ambos diseños son muy prácticos, con buena construcción y cómodos en la mano, ya que son más compactos que los móviles de 6 pulgadas que están tan de moda últimamente.

Rendimiento y sofware

juegos bq aquaris x2 pro samsung galaxy a8

Empezaré diciendo que los dos móviles nos han sorprendido por su fluidez, pese a las diferencias de hardware y software. BQ sigue apostando por Android puro (Android One, en esta ocasión), y es la mejor opción de cara a la fluidez. Por otro lado, Samsung sigue con su capa de personalización, la cual funciona de una forma más optimizada de lo esperado, pero sigue s in llegar a la fluidez de Android stock. El BQ cuenta con el Snapdragon 660 (4×2.4 GHz, 4×1.8 GHz) y el Galaxy A8 cuenta con el Exynos 7885 (2×2.4 GHz, 6×1.6 GHz). El Snapdragon del BQ es más nuevo y potente, dando un resultado superior tanto en Benchmarks como en el gaming. En juegos como PUBG Mobile, y en gráficos en calidad “Media” (ambos vienen con esta opción preseleccionada de serie), el Galaxy A8 funciona bien, pero tiene alguna caída de frames, mientras que el móvil de la marca española funciona de forma mucho más estable. Para el 95% de las apps y juegos del día a día, los dos ofrecen un buen rendimiento, pero si eres gamer, el BQ te permite ir un paso más allá. En cuanto a la RAM, ambos móviles cuentan con 4 GB, y dan un gran nivel de multitarea , pudiendo mantener muchas apps (e incluso juegos) simultáneamente.

bq aquaris x2 pro samsung galaxy a8

Una característica que valoramos positivamente es la pantalla Always On Display, y el Galaxy A8 cuenta con ella. Esto nos permite, en todo momento, ver la hora, fecha, iconos de las apps que nos han notificado y porcentaje de batería (se puede configurar o desactivar). En el BQ podemos activar la pantalla ambiente (que enciende la pan talla al recibir notificaciones o al mover el dispositivo), pero este modo no permite mostrar toda la información de forma constante.

La memoria interna del Galaxy A8 se queda en los 32 GB, y el X2 Pro dobla l a cifra hasta los 64 GB, aunque también hay una versión superior con 128 GB de almacenamiento y 6 GB de RAM . Ambos móviles permiten la ampliación mediante microSD. Sobre la conectividad, ambos lo tienen todo: NFC, Radio FM, Bluetooth 5.0, Wi – Fi de banda dual… sin embargo, hay que destacar que el Wi-Fi del BQ es más rápido y permite conectarse a la red Wi-Fi desde mayor distancia, en lugar es donde el Galaxy A8 ya se desconectaba.

No nos podemos olvidar del audio, y aquí de nuevo se lleva el punto el BQ: ambos modelos ofrecen jack de auriculares y unos altavoces con un nivel de volumen alto, pero el del BQ es más nítido y genera menos reverberación. A la vez, si preferimos escuchar música mediante auriculares Bluetooth, el BQ tiene el codec aptX (encargado de proporcionar mayor nitidez de sonido) y el Samsung no.

Pantalla: para gustos, colores (literalmente)

pantalla bq aquaris x2 pro samsung galaxy a8

Las pantallas de ambos terminales son muy parejas en tamaño: el A8 tiene 5.6 pulgadas (en formato 18.5:9), y el BQ tiene 5.65 pulgadas (formato 18:9), ambos con resolución FullHD+. Debido a la diferencia de tamaño y ratio, la altura de ambas pantallas es muy similar, sin embargo, la del BQ es un poco más ancha. A la práctica, esta diferencia de tamaño se nota muy poco. A favor del Galaxy A8, nos encontramos su pantalla AMOLED, que ofrece unos colores más contrastados y saturados que la pantalla IPS del BQ. A favor del BQ, el brillo máximo es visiblemente mayor (650 nits), permitiendo una buena lectura ante luz solar directa, mientras que en el Samsung tend remos que buscar un poco de sombra. Como es de esperar, los negros son mejores en el Galaxy, y los blancos son mejores en el BQ. Como detalle sutil, la pantalla del BQ viene calibrada perfectamente, pero no ofrece personalización de la temperatura de color. Por otro lado, el A8 viene con un tinte verdoso, pero sí permite la calibración de color, de modo que, tras el ajuste, ambas se veían perfectamente calibradas. En resumen, la saturación y contraste de la AMOLED del Samsung resultará muy atractiva a la vista de muchos, y por otro lado, el BQ ofrece unos blancos más puros y un brillo máximo superior.

Batería, aquí hay un claro vencedor

batería bq aquaris x2 pro samsung galaxy a8

Tenemos 3000 mAh en el Galaxy A8, y 3100 mAh en el BQ Aquaris X2 Pro. Aunque la capacidad de las baterías es casi idéntica, en este apartado gana el BQ. Mientras el Galaxy A8 se queda sobre las 5 horas y 15 minutos de pantalla activa, el BQ llega fácilmente a las 6 horas y 30 minutos . Esta diferencia de autonomía es debida principalmente al procesador Snapdragon del móvil de la marca española, ya que cuenta con la nueva arquitectura Kryo (en vez de la arquitectura Cortex del Exynos), que no solo mejora el rendimiento, sino que también reduce los consumos en un 30%. Ambos cuentan con carga rápida: Quickcharge 4+ en el Aquaris, y la carga rápida propietaria de Samsung para el A8.

Una cosa que hay que tener en cuenta, es que la pantalla Always On Display del Galaxy A8 se come un 5-10% de batería diario, así que cada usuario sabrá si le compensa o no. En el caso que lo desactivemos, los resultados de batería se acercan más a las 5 horas y 30 minutos, lo cual es un resultado correcto, pero sigue aguantando una hora menos que el BQ.

Comparativa de cámaras

Aquí pasa algo curioso: el BQ tiene una cámara frontal y 2 cámaras traseras (la configuración habitual hoy en día), y el Galaxy A8 es a la inversa: 2 frontales y una trasera. Ambos terminales tienen buena calidad fotográfica, y según la situación, ha ganado un móvil o el otro. Las cámaras traseras del BQ son de 12mpx (apertura f/1.8) y 5mpx, contando también con la tecnología Dual PD (PhotoDiode) para lograr un enfoque rápido. La secundaria aporta el famoso modo retrato, que no tenemos en la cámara trasera del Galaxy A8. Por otro lado, el A8 cuenta con una cámara trasera de 16mpx y apertura f/1.7. Durante el día, el resultado está muy empatado, siendo que ambos móviles ofrecen una nitidez enorme gracias a sus resoluciones. En los ejemplos de fotografías, el A8 es el de la izquierda y el BQ el de la derecha.

Pasando a las cámaras frontales, la del BQ tiene 8mpx y apertura f/2.0, y las del Galaxy A8 tienen 16mpx y 8mpx, ambas con apertura f/1.9. De nuevo, el resultado de las selfies ha variado bastante, siendo que algunas nos gustan más en un dispositivo y algunas en el otro, y generalmente siempre con un alto nivel de detalle. La característica más diferenciadora es a favor del BQ: las selfies se realizan con un sensor más angular, permitiendo que entren más personas fácilmente en el encuadre, mientras que en el Samsung es más cerrado. Los dos modelos cuentan con el modo retrato en la cámara frontal: el Galaxy A8 lo consigue mediante su cámara dual frontal, y el BQ lo logra gracias al software y la IA, llegando ambos móviles a un efecto de desenfoque muy realista.

Entonces, ¿cuál es mejor?

Tanto el Galaxy A8 como el Aquaris X2 Pro son buenas opciones, pero el ganador de esta comparativa es el BQ, ya que es la opción más equilibrada. El Snapdragon 660, junto con Android One, ofrecen un rendimiento y experiencia de usuario superior, aliñada con una batería de mayor duración, una pantalla más brillante y el doble de almacenamiento interno. ¿Con cuál te quedas tú?

Juanjo Segura

Redactor en Pro Android | Apasionado por el mundo Android y por la natación. Siempre dispuesto a ayudar a cualquiera con problemas y/o dudas sobre smartphones. Me gusta cacharrear con cualquier aparato electrónico.

24/09/2018 18:30