bq Aquaris M5

La gama media en Android se ha vuelto muy interesante desde la aparición del Motorola Moto G, del cual analizamos hace muy poco su última versión. Muchas firmas siguieron los pasos de terminales de calidad a buen precio, como la española bq, que con su familia Aquaris E triunfó en todo el país y que ahora se renueva con los Aquaris M. Justamente de estos últimos queremos hablar, ya que tenemos el bq Aquaris M5 y estas son las primeras impresiones tras pocos días de uso.

bq Aquaris M5, evolución y tradición unidas

Lo primero que pensamos cuando vemos el bq Aquaris M5 es que es prácticamente calcado a su antecesor el bq Aquaris E5, aunque bien visto vemos que es un poco más compacto, ya que los marcos laterales alrededor de la pantalla de 5 pulgadas se han reducido. Una vez lo tenemos en la mano vemos que la trasera tiene un tacto suave y agradable y que no atrapa las huellas. Los marcos se reducen, pero la resolución aumenta hasta el FullHD, acompañada de la tecnología Quantum Color+. ¿En qué se resume esto? La pantalla del bq Aquaris M5 es una pantalla de mucha calidad, con unos ángulos de visión y colores excelentes, aunque con un brillo máximo un poco bajo (aunque podremos visualizarla bajo el sol) y un brillo mínimo un poco alto.

bq Aquaris M5

En su interior encontramos la evolución más grande, el paso de un procesador Qualcomm Snapdragon 410 o MediaTek MT6582 según versiones, a un Qualcomm Snapdragon 615 octa-core que rinde realmente bien, aunque, como cabe esperar nos deja alguna ralentización o “lag” en juegos pesados como el Modern Combat 5. En cuanto a la temperatura, cuando le exigimos demasiado lógicamente se calienta un poco por encima de lo que puede ser cómodo, aunque no es un aspecto destacable para mal de este terminal. El rendimiento que nos da en la interfaz de usuario es buena, todo va fluido, al menos tras 3 días de uso aunque a esto también ayuda el software limpio que proporciona bq, ya que este bq Aquaris M5 funciona bajo Android 5.0.2 Lollipop sin añadidos aparte de 2 aplicaciones de la firma y una de Dolby Audio.

Al igual que su antecesor este bq Aquaris M5 viene con un sensor de 13 megapíxeles Sony IMX214, con doble flash LED, que habrá que probar en profundidad, puesto que es un sensor que puede dar mucho de sí. Lo único destacable a simple vista de la cámara es el tiempo de realización de la foto, que es algo superior a lo normal debido a la animación que tiene al hacer la foto. En cuanto a la frontal casi ninguna novedad, 5 megapíxeles de gran angular y que incorpora un pequeño flash LED para nuestros selfies nocturnos, algo que se esta poniendo de moda y que, sinceramente es de agradecer.

El bq Aquaris M5, al menos la versión que estamos analizando, cuenta con 2 GB de memoria RAM (también podemos encontrar una versión con 3GB) un paso adelante respecto a su antecesor que da una fluidez notable en el uso de la multitarea de este terminal. Para alimentar todo este hardware, el bq Aquaris M5 cuenta con una batería de 3120 mAh que de momento me esta dejando sabores buenos en unos sentidos y no tan buenos en otros, de lo que ya os hablaré en el análisis completo, aunque para los que estén preocupados por la duración de la bateria, diré que es muy buena, aunque todavía no podemos dar números demasiado concretos.

bq Aquaris M5

Además de todo esto, en el bq Aquaris M5 encontramos conectividad 4G-LTE, algo digno de mención puesto que su antecesor no lo incorporaba hasta que salió una versión superior que incorporaba esta tecnología. Además de esta conectividad el bq Aquaris M5 también cuenta con NFC, una característica muy interesante teniendo en cuenta el incremento de los pagos móviles que se vendrá en los próximos meses, aunque ya lo podemos utilizar en ciertos lugares. De momento poco más os podemos decir de este terminal, a parte de que estéis atentos ya que en poco tiempo podréis leer el análisis completo.

¿Qué os parece el bq Aquaris M5? ¿Os gustaría que probaramos algo en concreto?